EL CLIMA


domingo, 20 de noviembre de 2016

QUE LINDO QUE SEA DOMINGO

Protocolo es el conjunto de normas que deben seguirse en los actos públicos solemnes o en cualquier acto social. Según sea la solemnidad del acto y el momento del día en que se desarrolle, determinará la etiqueta a llevar, para evitar la diversificación y tener homogeneidad....

La historia del protocolo está muy llena de exageraciones que podríamos llamar vanidades humanas, que han tenido su origen por diferentes razones como el despotismo, el poderío militar de algunos pueblos o el progreso material de otros lo cual daba a esta materia una verdadera complejidad al introducir desavenencias o disputas entre los pueblos que en ocasiones terminaron en guerras en especial en ciertos países orientales, por el despotismo de las cortes y por su etiqueta igualmente despótica. El protocolo ha existido desde los tiempos más remotos.

Confucio vivió 500 años antes de Cristo y plasmó el pensamiento y las costumbres de la nación china. Ya en la edad madura, deseoso de hacerse experto en todo lo relativo al ceremonial, dejó el pequeño estado de Lu para trasladarse a la capital con el fin de estudiar las reglas de la etiqueta. Estableció un paralelo entre la moral y los buenos modales, la etiqueta y ceremonial.




https://es.wikipedia.org


La corona real, está formada por un cerco o círculo de oro y enriquecido de piedras preciosas. Suele estar decorada con ocho florones con forma de hojas de apio, interpolados con ocho puntas de oro más bajas, terminadas en perlas e igual número de diademas de oro y cargado de perlas, rematadas con un orbe cruzado situado encima.


Existen excepciones a esta definición, como la corona de los reyes de Inglaterra, que cuenta con cuatro diademas en vez de ocho, o la de San Esteban, que fue usada por los reyes de Hungría y posee una forma semejante a un casco. Igualmente la última posee un simbolismo y significado particular, único en la historia, pues es llamada Santa Corona Húngara y más que una joya de coronación representa el territorio, la población y el alma húngara, siendo ella misma la que reina realmente, y no los monarcas coronados (ellos lo hacen solo en nombre de la Santa Corona de Hungría).

La palabra trono de la misma del Griego θρόνος (tronos), "asiento, silla", ha sido el símbolo de monarcas y dioses desde épocas antiguas. El trono fue utilizado para las ceremonias de coronación para alzar al rey por encima del resto de los presentes. Los tronos fueron asociados desde entonces directamente al poder real.

Isis, nombre griego de una diosa de la mitología egipcia, cuyo nombre egipcio era Ast, que significaba trono, era representada portando el jeroglífico de un trono sobre su cabeza.


El trono del emperador de China, del 'Reino Medio', fue visto como el centro de la ciudad prohibida que era el centro del mundo; la serie de puertas y de pasos que un visitante necesitaba traspasar antes de alcanzar al emperador fue diseñada para sobrecoger.

https://es.wikipedia.org/

Si bien existen algunos estudiosos que sugieren que los primeros menhires fueron mencionados por Carlos Germán Burmeister en 1861, el primer estudio fue el trabajo de campo del arqueólogo Juan Bautista Ambrosetti, titulado “Los monumentos megalíticos del valle de Tafí (Tucumán)” y publicado en 1897.

En el siglo XX se sumaron las investigaciones de Lafone Quevedo, Bruch, y Ricardo Jaimes Freyre. Se contabilizaron un total de 114 menhires. 

Pasadas algunas décadas, en el año 1960 los investigadores González y Núñez Regueiro realizaron investigaciones en la zona extendiendo el estudio al conjunto de elementos arqueológicos asociados a estos monolitos, ubicando la datación entre 200 a.C. y 800 d.C.


Estos monumentos eran símbolos itifálicos que formaban parte del culto a la fertilidad. Luego de la cultura Tafí, los paziocas ("Calchaquies") de la cultura Santa María siguieron utilizando tales menhires a los que exornaban con plumas; los españoles los llamaron «mochaderos».


Los pueblos antiguos tenían por principio enterrar los difuntos fuera de las ciudades. Así lo hicieron también los primeros cristianos que, perseguidos por mucho tiempo, no pudieron tener un lugar especial para depositar sus muertos. Lo que hacían era observar bien el sitio donde se enterraban los mártires, procurando no confundir sus reliquias con los huesos de otros. Las catacumbas no fueron suficientes para contener los mártires y hubo que buscar otros lugares para dar sepultura a los cristianos.


Entonces, por donación de algunos poderosos se erigieron cementerios en los que se construían altares y capillas para las ceremonias fúnebres y ejercicios piadosos observándose no obstante las leyes civiles que prohibían enterrar dentro de poblado.

https://es.wikipedia.org

No se sabe cuando la levadura se utilizó por primera vez para hacer pan; los registros definitivos primeros vienen del Antiguo Egipto.3 Los investigadores especulan que una mezcla de comida de harina y agua se dejó más de lo habitual en un día cálido y que las levaduras que se producen en los contaminantes naturales de la harina provocaron que se fermentara antes de hornear. El pan resultante habría sido más ligero y más sabroso que los duros panes planos anteriores. En general, se supone que las primeras formas de levadura probablemente fueron muy similares a la masa madre moderna; la acción de fermentación de la levadura se habría descubierto por su acción sobre las masas de pan plano, y habría sido cultivado ya sea por separado o transferido de un lote a otro por medio de una masa previamente mezclada ("vieja").

No hay comentarios:

Publicar un comentario