EL CLIMA


martes, 25 de octubre de 2016

SEGUIMOS APRENDIENDO

El arbitraje es parte integral del proceso de publicación de trabajos científicos sólo desde mediados del siglo XX . Anteriormente su aplicación era opcional. Por ejemplo, no se arbitraron los revolucionarios artículos de Albert Einstein Annus Mirabilis, en el número de 1905 de Annalen der Physik. Max Planck, jefe del consejo editorial de la publicación (y padre de la teoría cuántica), reconoció la importancia de los «manuscritos» recibidos y sencillamente los mandó a publicar.

Él o su coeditor Wilhelm Wien —ambos ciertamente «pares»— tomaron directamente la decisión de publicarlos. Posteriormente obtuvieron el Premio Nobel de Física: Wien, en 1911; Planck, en 1918. Sin embargo, este proceso abreviado no corresponde con el método de arbitraje actualmente en vigencia. En aquella época existían criterios más favorables hacia autores que ya habían publicado trabajos. En un editorial reciente en la revista Nature se dice: «[...] en las revistas actuales, el peso de la prueba lo llevan los oponentes, en lugar de los proponentes de nuevas ideas».



https://es.wikipedia.org


Un radiador de calefacción es un tipo de emisor de calor. Su función es intercambiar calor del sistema de calefacción para cederlo al ambiente, y es un dispositivo sin partes móviles ni producción de calor. Forma parte de las instalaciones centralizadas de calefacción.


Desde el punto de vista de este artículo, también puede considerarse radiador al intercambiador que tienen los ventiloconvectores, hasta cierto punto semejante al de los automóviles, que consiste en un haz de tubos con aletas, por el que se fuerza a pasar el aire ambiente mediante un ventilador, tanto para calentarlo como para enfriarlo, según las necesidades.

http://www.nosabesnada.com/

Cuenta la leyenda que, en el siglo V d.C., San Patricio exterminó las serpientes de Irlanda conduciéndolas hacia el mar. Parece que hizo un buen trabajo, ya que a día de hoy la isla británica está libre de estos reptiles de forma nativa.


Pero la realidad es que Irlanda nunca tuvo serpientes. Por lo tanto, si éstas se encuentran en casi todas las partes del mundo, desde Australia hasta el círculo polar ártico, ¿por qué no se encuentra en esta isla?


Es un hecho comprobado que existen correlaciones sistemáticas entre los fonemas de las lenguas primitivas coreanas y del japonés antiguo. No obstante, aún no está claro si esas correlaciones se deben a un origen común o a préstamos léxicos masivos a lo largo de los siglos, producto del intercambio cultural. Una teoría alternativa adscribe este idioma a la macrofamilia de las lenguas austronesias. Según esta hipótesis la lengua japonesa conforma el extremo norte de un grupo del que forman parte las lenguas aborígenes de Taiwán, el tagalo y otros idiomas de Filipinas y el malayo-indonesio en todas sus variantes. En general la investigación contemporánea oscila entre ambas hipótesis: reconoce una fuerte influencia continental, posiblemente ligado al coreano, y, al mismo tiempo, considera la posibilidad de la existencia de un sustrato austronésico. Dicho sea de paso, gran parte de los investigadores consideran al coreano como una lengua altaica (si bien la existencia de la categoría de altaico es en sí motivo de controversia).


https://es.wikipedia.org

La máquina de hilar o rueca es una herramienta muy antigua y que, a menudo, ha tenido importancia como símbolo. Entre las más conocidas cabe destacar la de santa Isabel de Hungría que hilaba para los pobres.

Erróneamente, la tradición popular ha relacionado la rueca con el cuento de La bella durmiente. Dicho error surgió de la proliferación de ilustraciones que mostraban a la protagonista pinchándose con una hipotética aguja en una rueca. Sin embargo, la rueca no consta de ninguna parte similar a una aguja. Originalmente, la bella durmiente se pinchaba con un huso.


En la India, la rueca es un símbolo de la lucha contra el imperialismo británico. Como parte de su campaña de desobediencia civil, Gandhi convenció a sus seguidores que la mejor forma de atacar el Imperio británico era no comprar los productos textiles de Manchester y fabricar la ropa ellos mismos de forma artesanal. La campaña inspiró a mucha gente y tuvo éxito en hacer daño de forma pacífica a los intereses del poderoso colonialismo, ayudando a los pueblos de la India a lograr la independencia

No hay comentarios:

Publicar un comentario