EL CLIMA


viernes, 30 de septiembre de 2016

SURTIDO DE FIN DE MES

Durante el renacimiento el laúd gozó de una gran popularidad entre la nobleza europeo. No obstante, en España "el protagonismo del laúd será desplazado en la música cortesana por la vihuela2 ". Aunque existe la teoría de que el laúd no se tocó en España por los prejuicios, al recordar el instrumento musulmán del que provenía, esto no es cierto. Se pueden encontrar numerosas fuentes documentales tales como inventarios de carga en los barcos que viajaban a las Américas, de difuntos, etc, en donde se numeran muchos laúdes, que en la época eran conocidos como "vihuelas de flandes".

El laúd durante la primera mitad del siglo XVI tenía generalmente seis órdenes dobles y se utilizaba la lectura para la notación musical del mismo.


https://es.wikipedia.org

El estudio científico de las algas se llama ficología. Se usa también, pero menos, algología, un término híbrido construido con una raíz latina (alga) y otra griega (logos); se presta además a confusión con la ciencia homónima del dolor, que es una especialidad médica.

La historía de la ficología está ligada a la historia de la botánica general. Ya en tiempos de los griegos, Teofrasto y Dioscórides utilizan en sus descripciones el término "phykos" (que significa planta marina) para designar algas. De este nombre griego derivaría el nombre latino "fucus".


Las 95 tesis de Lutero, publicadas en 1517, tuvieron un profundo efecto en los Países Bajos. Entre los ricos comerciantes de Amberes, las creencias luteranas de los comerciantes hanseáticos alemanes encontraron atractivo, quizá en parte debido a razones económicas.  La difusión del protestantismo en esta ciudad se vio favorecida por la presencia de un claustro agustiniano (fundado en 1514) en el barrio de St. Andries. Lutero, él mismo un agustiniano, había enseñado a algunos de los monjes, y sus obras estaban impresas en 1518. Carlos V ordenó que se cerrase este claustro alrededor de los años 1525. Los primeros mártires luteranos vinieron de Amberes. La Reforma dio como resultado olas consecutivas de reforma que se superponían: una luterana, seguida por una militante anabaptista, luego una menonita y finalmente el movimiento calvinista. Estos movimientos existieron cada uno con independencia del resto.

La Pragmática Sanción de 1549, emitida por Carlos V, estableció los Países Bajos como las Diecisiete Provincias (o Países Bajos españoles en su sentido más amplio) como una entidad separada del Sacro Imperio Romano Germánico y de Francia. El cisma entre las provincias septentrionales calvinistas y las meridionales católicas dio como resultado la Unión de Utrecht y la Unión de Arrás (Atrecht en neerlandés), respectivamente.



En física, el principio de Pascal o ley de Pascal, es una ley enunciada por el físico-matemático francés Blaise Pascal (1623-1662) que se resume en la frase: la presión ejercida sobre un fluido incompresible y en equilibrio dentro de un recipiente de paredes indeformables se transmite con igual intensidad en todas las direcciones y en todos los puntos del fluido.


En pocas palabras, se podría resumir aún más, afirmando que toda presión ejercida hacia un fluido, se esparcirá sobre toda la sustancia de manera uniforme. El principio de Pascal puede comprobarse utilizando una esfera hueca, perforada en diferentes lugares y provista de un émbolo. Al llenar la esfera con agua y ejercer presión sobre ella mediante el émbolo, se observa que el agua sale por todos los agujeros con la misma velocidad y por lo tanto con la misma presión.


https://es.wikipedia.org

La oración es un diálogo entre Dios y los hombres. El hombre ha sido creado para glorificar a Dios, a través de la oración se le da gloria, de lo cual el ser humano se beneficia espiritualmente, recibiendo el Amor del Padre por la comunión con Jesucristo a través del Espíritu Santo. Mediante la oración se contempla a Dios, se le agradece, se le pide perdón y se le solicita su bendición y ayuda. Normalmente para orar se necesita un clima de recogimiento, silencio y soledad interior para facilitar la unión con Dios; aunque hay momentos de oración comunitaria que lo dificultan, sin ser por ello menos efectiva. Al orar, cada uno puede hacerlo con sus propias palabras o recurrir a algunas de las oraciones tradicionales de la Iglesia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario