EL CLIMA


sábado, 17 de septiembre de 2016

Sabado de super curiosidad


Las caídas de agua pueden tener diversos orígenes y se forman con mayor frecuencia cuando un río es joven, momento en que el cauce es a menudo estrecho y profundo. En la mayor parte de los casos, se deben a la desigual resistencia que oponen las rocas a las corrientes de agua. Cuando un río desgasta profundamente su lecho y encuentra resistencia en una masa rocosa, el ahondamiento se produce más lentamente. De este modo, el nivel del obstáculo constituirá, temporalmente, el nivel de base, ya que el obstáculo por sí mismo establecerá el perfil longitudinal del río aguas arriba. Pero río abajo, más allá de esta masa rocosa que resiste, el ahondamiento prosigue más rápido, y formará su fuerte declive, o una bajada vertical, que interrumpirá el curso del río y será la causa determinante de la caída. A medida que el curso de agua aumenta su velocidad en el borde de la caída, logra arrancar material del lecho del río.
          


https://es.wikipedia.org

El término «amén» es muy utilizado en la Biblia, y se lo usa también frecuentemente en la liturgia sinagogal y cristiana. Puede encontrarse al principio o al final de la frase.

En contraste con el uso de amén como una reafirmación posterior (es decir, al final de la oración), los evangelios sitúan a Jesucristo iniciando algunos de sus discursos con un doble «Amén, amén», en el Nuevo Testamento, frecuentemente traducido como: «En verdad, en verdad» o «De cierto, de cierto» (por ejemplo: Juan 14:12).


En el libro del Apocalipsis, Cristo es llamado «el Amén» (Apocalipsis 3:14)


Los dromedarios son originarios de la península arábiga, aunque han sido introducidos por el hombre en multitud de lugares, y no son raros los casos en que estos animales han escapado y formado poblaciones semisalvajes. A modo de ejemplo se pueden citar los camellos del Sáhara, introducidos por primera vez en la época romana, y los de Australia, que llegaron allí durante las exploraciones inglesas del siglo XVIII, a partir de ejemplares transportados desde las Islas Canarias. El uso de este animal como motor de trabajo en las tareas agrícolas ha sido común en dicho archipiélago hasta la reciente industrialización, generándose términos propios como guelfo, para definir a la cría del dromedario.



Las primeras exhibiciones de rarezas humanas pueden ser localizadas en Inglaterra del siglo XVII, presentándose en plazas públicas como espectáculos viajeros. Los freak shows del siglo XVII incluían la presentación de personas con diferentes padecimientos médicos que les producían malformaciones o mutaciones, además de personas con problemas metabólicos que padecían de enanismo, gigantismo, obesidad o hirsutismo. En la Era Victoriana, los freak shows se convierten en un componente fundamental de los espectáculos viajeros como los carnavales y los circos, presentando normalmente

Individuos con alteraciones genéticas o padecimientos médicos (obesidad, raquitismo, hirsutismo, enanismo, gigantismo, intersexualidad, policefalia, órganos supernuméricos, albinismo, androginia, conjunción natal, amputaciones y malformaciones óseas).
Rarezas étnicas (personas de diferentes nacionalidades y razas, faquires, mujeres extranjeras, viajeros mundiales, exploradores y colecciones de artefactos extranjeros).
Personas con capacidades físicas inusuales y demostraciones atléticas (fuerza superior, elasticidad, acrobacia, salto insólito y contorsionismo).
Espectáculos con animales entrenados (perros, leones, tigres, osos, caballos, canguros o elefantes, además de circos con pulgas).
Extravagancias (poseedores de récords mundiales, cabello largo, uñas largas, mujeres de facciones hermosas, personas de gran musculatura y personas con gran cantidad de tatuajes o piercings).

Espectáculos complementarios y artes circenses (burlesque, travesty, minstrel, magia, ventriloquia, escapismo, lanzamiento de cuchillos, tragasables, tragafuegos, montajes del Wild west y medicine shows).


https://es.wikipedia.org

Históricamente, el concubinato era frecuentemente voluntario (por un arreglo con la mujer y/o con su familia), puesto que proveía de una cierta seguridad económica para la mujer involucrada. El concubinato involuntario o servil involucra algunas veces la esclavitud sexual de un miembro de la relación, usualmente la mujer.


En donde tiene un estado legal, como en la antigua Roma y en la antigua China, el concubinato es similar, aunque inferior, al matrimonio. En oposición a esas leyes, las leyes tradicionales del Occidente no le dan un estado legal a las concubinas, sino que más bien sólo admiten matrimonios monógamos. Cualquier otra relación no ha disfrutado, tradicionalmente, de protección legal.

El origen etimológico de la palabra matrimonio como denominación de la institución bajo ese nombre no es claro. Se suele derivar de la expresión "matris munium" proveniente de dos palabras del latín: la primera "matris", que significa "madre" y, la segunda, "munium", "gravamen o cuidado", viniendo a significar "cuidado de la madre por el marido/padre", en tanto se consideraba que la madre era la que contribuía más a la formación y crianza de los hijos. Otra posible derivación provendría de "matreum muniens", significando la idea de defensa y protección de la madre, implicando la obligación del hombre hacia la madre de sus hijos.


http://www.consumer.es/

RECETITA DE POROTOS Y JAMON NECESITAMOS

600 g de guisantes
100 g de cebolleta
4 dientes de ajo
Pimentón dulce
100 g de jamón serrano
10 ml de aceite de oliva
Una pizca de sal

Y LO HAREMOS ASI 

Cocemos los guisantes con un poco de cebolla en agua hirviendo con sal y un chorrito de aceite. 
Cuando estén casi cocidos los guisantes, los sacamos del fuego y los refrescamos. 
En una cazuela pochamos a fuego suave la cebolleta picada y el ajo. Cuando estén amarillentos, añadimos el pimentón, los guisantes, el jamón en taquitos, un vaso de agua y dejamos que cueza todo el conjunto durante unos 10 minutos o hasta que estén tiernos los guisantes. 

Hay que tener cuidado con el jamón porque suele salar un poco el guiso. - 

No hay comentarios:

Publicar un comentario