EL CLIMA


domingo, 10 de julio de 2016

MUCHA INFORMACION EN LA CARAVANA


En España y Argentina es costumbre tirar de las orejas del "afortunado", una vez por cada año que cumple. En otros países (como EE. UU.) suelen darse tantos latigazos o pellizcos como años tenga. En República Dominicana, no está mal visto y hasta es buena suerte echarle agua al cumpleañero.

En Chile, el cumpleañero recibe el popularmente conocido manteo (algunas personas suelen llamarlo erróneamente malteo), el cual consiste en tomar las cuatro extremidades (brazos y piernas) del festejado entre cuatro personas para luego levantarlo tantas veces como años se cumplen.

En Paraguay, se suele dar palmadas, ya sean fuertes o suaves, en la espalda del cumpleañero tras haber terminado de cantar Cumpleaños Feliz. A esto se lo llama carrera baqueta. Otra costumbre consiste en que los amigos del festejado compren huevo y harina, y, a escondidas, los echan sobre su cabeza, suponiendo la preparación de una torta. En algunos casos extremos, se usan huevos podridos. Así también, es costumbre que el cumpleañero provea principalmente bolsas con pequeños juguetes y golosinas (sorpresitas) y globos piñatas con más sorpresas, así como alimentos como torta de compleaños, leche chocolatada, sándwiches, empanadas, croquetas, golosinas, gaseosas, refrescos o jugos, y a los adultos consumen algo de bebidas como cerveza, vino, sidras, entre otros. En Paraguay se acostumbra que el cumpleañero no abra los regalos hasta terminada la fiesta.

En Venezuela es muy común cantar "Ay que noche tan preciosa", para luego pasar a cantar el cumpleaños; al terminar, todos los invitados abrazan al agasajado luego que éste ha apagado las velas de la torta. Cuando el cumpleañero está en edad escolar, es común que los invitados le den la "sala" o "paliza", que son golpes suaves en la espalda y los brazos, aunque esta práctica ha caído en desuso.

El que cumple años suele recibir (y a veces dar) regalos por parte de los invitados a la fiesta y también de parte de familiares cercanos y amigos.




https://es.wikipedia.org

La bella y joven Eco era una ninfa de cuya boca salían las palabras más bellas jamás nombradas. En cuanto a las palabras ordinarias, se oían de forma más placentera. Esto molestaba a Hera, celosa de que Zeus, su marido, pudiera cortejarla como a otras ninfas. Y así sucedió. Cuando Hera descubrió el engaño, castigó a Eco quitándole la voz y obligándola a repetir la última palabra que decía la persona con la que mantuviera la conversación. Incapaz de tomar la iniciativa en una conversación y limitada sólo a repetir las palabras ajenas, Eco se tuvo que apartar del trato humano.


Retirada en el campo, Eco se enamoró del hermoso pastor Narciso, hijo de la ninfa Leiriope de Tespia y del dios-río Céfiso. Eco lo seguía todos los días sin ser vista, pero uno de ellos, debido a una impertinencia al pisar una rama, Narciso la descubrió. Eco buscó ayuda de los animales del bosque como ninfa que era, para que le comunicaran a Narciso el amor que ella sentía, ya que ella no podía contarlo. Una vez que Narciso supo esto, se rió de ella, y Eco volvió a su cueva y permaneció allí hasta morir. Sobre Narciso, algunos cuentan que un muchacho que también se había enamorado de Eco oró a los dioses, pidiendo que Narciso sufriera al sentir un amor no correspondido, como el que había hecho sufrir a otros. La oración fue respondida por Némesis, la que arruina a los soberbios, quien maldijo a Narciso a enamorarse de su propio reflejo. El joven terminó muriendo de desamor (otros dicen que se ahogó mirándose su rostro en el río) y bajó al Inframundo, donde fue atormentado para siempre por su propio reflejo en el río Estigia.


La amistad era una divinidad alegórica entre los griegos y romanos. Las estatuas que le erigieron los primeros iban con un ropaje abrochado, la cabeza desnuda y el pecho descubierto hasta el corazón, en cuya dirección que estaba la mano derecha; abrazaba con la izquierda un olmo seco, alrededor del cual crecía una vid cargada de uvas. Los romanos la representaban con el emblema de una hermosa joven vestida sencillamente con un ropaje blanco, la mitad del cuerpo descubierto, coronada de mirto, entretejido de flores de granado y sobre la frente estas palabras: "invierno" y "verano". En la franja de su túnica se leían estas otras: La Muerte y La Vida. Mostraba con la mano derecha su costado, abierto hasta el corazón con esta inscripción: "De cerca y De lejos". Pintaban también a la amistad con los pies desnudos, dando a entender con esto que no hay incomodidad por grande que sea que no venza un verdadero amigo en beneficio de otro. Puede simbolizarse también la amistad heroica por medio de Teseo y de Pirito dándose la mano y jurándose unión en la eternidad.

La estatua de la amistad, del P. Pablo Olivieri en Roma, es una mujer desnuda, con la mano sobre su pecho abierto con una especie de incisión que manifiesta la sinceridad. No es cosa rara verla con dos corazones encadenados en la mano y coronada la frente de flores de granado, cuyo color de fuego, que no sufre alteración, es el símbolo del ardor y de la constancia que la distingue para la vida en la sociedad animal.


Cesare Ripa expresa la amistad pasajera por medio de una joven coronada de flores, símbolo de la adulación; tiene un nido de golondrinas y varios pájaros revoloteando alrededor de su cabeza, ceñida de una corona de flores de poca duración.


https://es.wikipedia.org

Los vocablos hebreo y griego para “santidad” transmiten la idea de puro o limpio en sentido religioso, apartado de la corrupción. La santidad de Dios denota su absoluta perfección moral.

En español se utiliza la palabra (santa) delante del nombre de una mujer (por ejemplo, Santa Ana de Nazareth). Cuando se trata de un hombre se utiliza siempre la apócope san, con las excepciones de Santo Tomé, Santo Toribio, Santo Tomás, y Santo Domingo, en las que se emplea el término completo.

La palabra santo se utiliza como adjetivo para indicar una relación directa con Dios. Por ello, se aplica a personas (los santos), lugares (como el Monte Athos), textos (como las Sagradas Escrituras), etc.

En muchas tradiciones religiosas teístas son los intercesores o los protectores y son objeto de culto por entenderse que, después de muertos, disfrutan de la compañía de la divinidad.


En la tradición cristiana se trata de personas destacadas por sus virtudes y son como modelos capaces de mostrar a los demás un camino ejemplar de perfección.

https://es.wikipedia.org

Heroon era la denominación de los monumentos funerarios o templos dedicados al culto de los héroes griegos y romanos, estuviera o no levantado sobre su tumba (en caso negativo el monumento se denomina cenotafio). Los ejemplos más tempranos son los tholoi micénicos. Recientemente se ha identificado la tumba de Anfípolis como un heroon para Hefestión, compañero de Alejandro Magno. Plutarco recoge que, apenado por su muerte, mandó al arquitecto Deinócrates que le "erigiera santuarios por todos sus dominios". Lo propio hizo con su favorito Antínoo el emperador romano Adriano, cuya imagen mandó reproducir por todo el Imperio, además de dedicarle un templo en el lugar de su muerte, que rebautizó como Antinoópolis.


El origen del arroba no está completamente claro, pero probablemente sea una ligadura, primero caligráfica y luego tipográfica, que representaba en la tradición paleográfica anglosajona a la preposición latina ad o, según otras fuentes, la conjunción at; en las diversas variedades de la escritura gótica cursiva castellana, y especialmente en la llamada escritura procesal representa al dígrafo an.

Existen diferentes teorías acerca de las primeras utilizaciones del símbolo arroba. El diario The Guardian publicó en 2000 que el profesor de historia de la ciencia de la Universidad La Sapienza, Giorgio Stabile, habría dado con la prueba del primer ejemplo escrito de la utilización de este símbolo y que representaría «un ánfora» (antigua medida de capacidad). En la zona del mediterráneo, se utilizaban en el siglo XVI unas vasijas de arcilla para el transporte y comercio de todo tipo de alimentos, sólidos (granos, cereales) y líquidos (vino, por ejemplo). La carta encontrada está firmada por Francesco Lapiun, un mercader italiano, quien la envió en el año 1536, desde Sevilla a Roma. En su carta, importante documento histórico que describe la carga de tres barcos que han llegado con mercancía desde América, Lapiun utiliza el símbolo arroba para referirse a "ánfora" y explica su equivalencia así:

...donde una @ de vino, que es 1/13 de un barril, vale 70 u 80 ducados.

El descubrimiento se habría hecho en el marco de la investigación para una entrada enciclopédica.



La infantería ha sido siempre con pocas excepciones la fuerza principal de los ejércitos a lo largo de la historia. En los antiguos imperios de Sumeria, Babilonia, Asiria y Egipto la infantería, acompañada de carros de guerra tirados por caballos, era siempre la masa principal del ejército y estaba formada generalmente por un lado por guerreros armados con lanzas, escudos, espadas, hachas o mazas y por otro por importantes contingentes de arqueros que diezmaban las filas enemigas durante los combates.


En la Grecia Clásica durante el siglo VIII a. C. aparece la falange, formación militar de infantería que durante siglos sería la dominante en el campo de batalla hasta la aparición y consolidación de la legión romana que demostró su superioridad en la batalla de Pidna en el siglo II a. C. Con la falange y sobre todo con la legión, la infantería pasa de actuar en masas que cargan de forma más o menos ordenada a formar bloques flexibles coordinados en la batalla que maniobra cambiando de posición hábilmente ante las reacciones enemigas, envolviendo y haciendo frente a contraataques, etc. La legión fue una formación que proporcionó a Roma absoluta superioridad durante siglos incluso en condiciones de inferioridad numérica evidente.

1 comentario:

  1. Todo muy interesante, las tradiciones de los que cumplen años están bien, menos la de los latigazos y manteos, pues cuanto más años, peor para el pobre cumpleañero, jajaja.
    Las alegorías mitológicas me encatan, sobre todo la de la pobre Eco, condenada solo a repetir lo que dicen los demás.
    Un placer pasar por la caravana.
    Abrazos

    ResponderEliminar