EL CLIMA


miércoles, 13 de julio de 2016

Informate y aprende con la caravana


https://es.wikipedia.org

En filosofía, la especulación es la actividad intelectual que permite la resolución dialéctica de las contradicciones en una unidad de orden superior. El término figura en un lugar crucial en la filosofía de Georg Wilhelm Friedrich Hegel, para el cual este procedimiento de resolución (la Aufhebung o superación) constituía la esencia del pensamiento filosófico.

El ejemplo más comprensible de Aufhebung está en la epistemología del idealismo subjetivo kantiano, que incorpora en sí mismo las doctrinas hasta el momento consideradas incompatibles del racionalismo (esto es, la noción de que los principios de las matemáticas y la ciencia, al ser universalmente válidos, no pueden provenir de la experiencia, que ofrece sólo hechos singulares y mudables) y el empirismo (esto es, la noción de que absolutamente todo conocimiento viene dado en la experiencia) en la doctrina de las categorías trascendentales del entendimiento, que afirma que —si bien nada se conoce fuera de la experiencia— las leyes universalmente válidas que el intelecto descubre no provienen del material de la experiencia, sino de la propia estructura del intelecto cognoscente. De este modo, ambas corrientes quedan a la vez recogidas y abolidas en el idealismo.




Los términos, primer mundo, segundo mundo y tercer mundo se usaron para dividir al mundo en diferentes clases sociales. Los tres no surgieron simultáneamente. Después de la Segunda Guerra Mundial, comenzó a hablarse de la OTAN y el Pacto de Varsovia como dos bloques principales, a menudo con referencia a “el bloque occidental” y “el bloque oriental”. Los dos “mundos” no fueron numerados. Eventualmente se indicó que había muchos países que no caben en ninguna categoría, y en los años cincuenta este último grupo llegó a ser llamado “el tercer mundo”. Entonces comenzó a parecer que debería haber un “Primer Mundo” y un “Segundo Mundo” (véase Tercer mundo para un tratamiento más lleno de la historia de los términos).

Eventualmente, se hizo de esto la práctica común para referirse a naciones dentro de la esfera de influencia de la Europa Occidental y de los Estados Unidos (por ejemplo, los países de la OTAN) como el primer mundo. Además de Norteamérica (Estados Unidos y Canadá) y Europa Occidental, el primer mundo también incluyó otros países desarrollados capitalistas como Japón, Corea del Sur y antiguos dominios británicos como Australia y Nueva Zelanda.


Había un número de países que no cupieron cómodamente en esta definición aseada de partición, incluyendo Suiza, Suecia, e Irlanda, que decidieron ser neutras. Finlandia estaba bajo la esfera de influencia de la Unión Soviética, pero no era comunista, tampoco era un miembro del Pacto de Varsovia. Austria estaba bajo la esfera de influencia de los Estados Unidos, pero en 1955, cuando el país se hizo una república totalmente independiente, causó que permaneciera neutral. Turquía, que se unió a la OTAN en 1952, no estaba en Europa Occidental y no estaba industrializada. España no se unió a la OTAN hasta 1982, hacia el final de la Guerra Fría y después de la muerte del dictador autoritario Francisco Franco, (al contrario que el Portugal de Salazar y Caetano) aunque firmó acuerdos preferenciales con la Primera Potencia. La Región Austral Sudamericana es decir: Chile, además de Argentina, Uruguay, figuraron también oscilando y alternativamente en este “Bloque”

https://es.wikipedia.org

La más antigua ciudad conocida, Çatalhöyük, en Anatolia, del VII milenio antes de Cristo, tenía las casas construidas con adobes. En el Antiguo Egipto se empleó frecuentemente el adobe, elaborado con limo del Nilo, en la construcción de casas, tumbas (mastabas), fortalezas, e incluso palacios, aunque los egipcios también fueron los primeros en emplear la piedra tallada para erigir templos, pirámides y otras edificaciones monumentales.

En Perú existe la ciudad de barro más grande de América: la ciudadela de Chan Chan (1200-1480) perteneciente a la cultura chimú. Así mismo, algunas crónicas del siglo XVI2 recogen que los jefes de los tallanos vivían en palacios construidos con este material.

En España es característico, entre otras de las regiones secas, de Castilla y León donde se añade paja al barro. Las construcciones de adobe se suelen remozar con una capa del mismo barro con lo que dan ese aspecto tan curioso de las casas típicas de Tierra de Campos. También es usual en regiones semi-desérticas de África, América Central y América del Sur (rancho.)


El término “adobe”, en castellano, aunque con la grafía “adoves”, aparece por vez primera ya en 1139-1149, en el llamado “Fuero de Pozuelo de Campos” (hoy Pozuelo de la Orden, en la Provincia de Valladolid)

La referencia más antigua conocida de Anatolia —como «Tierra de los Hititas»— fue encontrada en las tabletas cuneiformes de Mesopotamia de la época del Imperio acadio (2350-2150 a. C).[cita requerida] El primer nombre que los griegos usaron para la península de Anatolia fue Ἀσία (Asía),6 presumiblemente a partir del nombre de la liga Assuwa en Anatolia occidental.[cita requerida] Cuando el nombre de Asia llegó a extenderse en la Antigüedad tardía a otras áreas al este del Mediterráneo, el nombre de Anatolia se especificó como Μικρὰ Ἀσία (Mikrá Asía) o Asia Menor.

El nombre Anatolia deriva del griego ἀνατολή (anatolḗ) que significa «el Este» o más literalmente, «amanecer», comparable a los términos derivados latinos «levante» y «oriente». La referencia precisa de este término ha variado con el tiempo, tal vez originalmente se refería a las colonias eolias, jónicas y dóricas en la costa oeste de Asia Menor. En el Imperio Bizantino, el Thema Anatólico (Aνατολικόν θέμα) fue un thema que abarca la parte occidental y central de la actual Región de Anatolia Central. La forma turca moderna de Anatolia es Anadolu, que deriva de nuevo del nombre griego Aνατολή (Anatolḗ). El nombre masculino ruso Anatoly y el francés Anatole comparten el mismo origen lingüístico.


En inglés el nombre de Turquía de la antigua Anatolia apareció por primera vez hacia 1369. Se deriva del latín medieval Turchia (que significa "Tierra de los turcos", turco Türkiye)), que fue utilizado originalmente por los europeos para definir las partes Anatolia controladas de los selyúcidas después de la Batalla de Manzikert .


https://es.wikipedia.org/

Varios de los conceptos que considera el movimiento pentecostal son rescatados de personajes del cristianismo primitivo, como es el caso del obispo Ireneo de Lyon, quien hablaba de las distintas manifestaciones del Espíritu Santo, el don de lenguas y el don de profecía; este último don también era insinuado por Tertuliano, y el énfasis en las prácticas del Espíritu Santo eran compartidas por los montanistas de Frigia. Este tipo de prácticas fueron juzgadas exhibiciones de locura o impostura incluso por el emperador Constantino, pero a pesar de ello unos años más tarde Agustín de Hipona practicó la imposición de manos para buscar la glosolalia.

Este tipo de prácticas disminuyó considerablemente durante la Edad Media, época del apogeo del catolicismo en occidente. Sólo más tarde, con la Reforma protestante del siglo XVI, se registraron experiencias semejantes a las de la glosolalia y el avivamiento, buscadas actualmente por los pentecostales. Tal es el caso de los hugonotes en Cevenas durante la Guerra de los camisards.


Los pentecostales consideran a Martín Lutero un profeta y evangelista, dotado de todos los dones espirituales. También se sienten identificados con las prédicas sobre el Espíritu Santo de George Fox y con los supuestos avivamientos experimentados por los husitas de Bohemia.


El término profeta se aplica in sensu stricto en el ámbito de la fe y se refiere, como se señaló anteriormente, al que transmite la palabra de Dios. En un sentido más laxo, se puede considerar una profecía a un «juicio o conjetura que se forma de algo por las señales que se observan en ello» (quinta acepción del Diccionario de la lengua española de la Real Academia Española). Se trataría de una afirmación clarividente sobre el futuro, en general; a veces consideradas como un viaje no físico a través del tiempo. Este otro tipo de llamadas profecías pueden tener como marco la parasicología o las artes adivinatorias, como es el caso de las Centurias de Nostradamus. Se trata de supuestas indicaciones de hechos futuros que según los escépticos están escritas con un lenguaje ambivalente y, por tanto, podrían referirse a casi cualquier evento que se pueda hacer coincidir con el hecho profetizado. Quizá debido a la oscuridad de sus cuartetas proféticas, estas han perdurado por siglos y han sido a menudo interpretadas de forma distinta por diferentes estudiosos a lo largo de los años. Muchos libros han sido escritos basándose en estas varias interpretaciones, a pesar de que las diversas «lecturas» de su material han variado de una publicación a otra.

Ejemplos de ello son algunas presuntas referencias a Napoleón Bonaparte: «Un emperador nacerá cerca de Italia/ que al Imperio será vendido bien caro/ dirán con qué gentes se une/ será considerado menos príncipe que carnicero». En otra, puede leerse: «De simple soldado llegará a imperio/ de la ropa corta llegará a la larga/ valiente en armas, lo peor con la Iglesia/ vejará a los sacerdotes como el agua empapa la esponja». También las presuntas referencias a Adolf Hitler: «De lo más profundo del Occidente de Europa/ de gentes pobres un niño nacerá/ con su lengua seducirá a la muchedumbre/ su fama crecerá más en el reino de Oriente». Es la supuesta profecía que vaticina su nacimiento. Durante la Segunda Guerra Mundial alcanzó difusión la teoría de que la palabra «Hister» mencionada en otra cuarteta –II, 24– sea una aproximación fonética al nombre del dictador, a pesar de que también se trate del nombre latinizado del río Danubio.

http://www.diarioz.com.ar/

SI ACASO FUMAS 

Los investigadores determinaron que la vitamina C proporciona protección contra el daño pulmonar en el enfisema provocado por el tabaquismo y que lo hace al neutralizar los oxidantes del humo del tabaco responsables del daño en las proteínas de los pulmones.

El estudio, publicado por la revista Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America (PNAS), también sugiere que los oxidantes del humo del tabaco podrían ser la principal causa de daño pulmonar en el enfisema.

La vitamina C proporcionaría, según la investigación, una protección completa contra el enfisema provocado por el humo del tabaco al atenuar el daño directo efectuado en los pulmones por sus oxidantes, precisó la agencia EFE.


Al interactuar con la antioxidante vitamina C, el humo del tabaco perdería por tanto su capacidad de provocar oxidación o daño en las proteínas del pulmón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario