EL CLIMA


domingo, 24 de abril de 2016

Caravana, cuentanos que queremos conocer


https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Westinghouse_Goodness.JPG


https://www.fayerwayer.com


Uno de los primeros ventiladores semi-mecánicos ya se usaba 500 años antes de Cristo en la India y Medio Oriente. El "punkah" era un ventilador que se colgaba del techo, cubierto por un marco de tela, que funcionaba cuando los sirvientes (o "punkawallahs") tiraban unas cuerdas que permitían mover el ventilador. Sin embargo, las versiones autónomas - sin necesidad de sirvientes que lo impulsaran - no aparecerían hasta la Revolución Industrial, en el siglo XIX.

Uno de los primeros ventiladores mecánicos o "bomba de aire" apareció en 1832, construido por Omar-Rajeen Jumala. El aparato usaba grandes aspas metálicas o de madera y estaba pensado para la industria. Las hojas eran impulsadas inicialmente con ruedas hidráulicas, y se usaron en minas de carbón y fábricas.

Cuando Thomas Alva Edison y Nikola Tesla introdujeron la energía eléctrica de forma masiva a fines del mismo siglo, los ventiladores eléctricos comenzaron a aparecer. Fue, de hecho, un aprendiz de Edison el que en 1886 presentó el primer ventilador eléctrico.








De acuerdo con un reporte de New Scientist, un equipo académico de la Universidad de Newcastle en Inglaterra, ha iniciado un interesante experimento social, en donde busca contrastar la efectividad de las viejas dinámicas de Speed dating y los perfiles elaborados en plataformas web para encontrar pareja en contraste con una serie de "perfiles de compatibilidad" desarrollados a partir de metadatos recabados usualmente por dispositivos móviles.


Este torcido concepto, denominado como "Metadating" , busca volver a enfocar el orden de las citas tradicionales, para que los usuarios analicen la posibilidad de compatibilidad a través de metadatos y datos personales, un cambio que también podría llevar a una reinterpretación de este concepto, según afirman los autores.

             _______________


http://creativecommons.org/licenses/by/2.5/


Una rosa de los vientos es un símbolo en forma de círculo que tiene marcados alrededor los rumbos en que se divide la circunferencia del horizonte. Su invención se atribuye al mallorquín Ramon Llull, Raimundo Lulio en castellano, aunque la descripción pormenorizada que da Plinio el viejo en libro II1 podría haber sido su referencia básica.


En las cartas de navegación se representa por 32 rombos (deformados) unidos por un extremo mientras el otro señala el rumbo sobre el círculo del horizonte. Sobre el mismo se sitúa la flor de lis con la que suelen representar el Norte, que se documenta a partir del siglo XV

No hay comentarios:

Publicar un comentario