EL CLIMA


miércoles, 14 de junio de 2017

LA NUEVA CARAVANA



Venga que vimos un puente para pasar, pasamos, y del otro lado nos encontramos conque habia mas vidaaa besooos LC
Se llaman bollitos suecos de santa lucia,
 a ver como salen
NECESITAMOS  

250 mililitros de leche
20 gramos de levadura fresca de panadería
Unas hebras de azafrán
100 gramos de mantequilla sin sal derretida
500 gramos de harina de fuerza
3 gramos de sal fina
50 gramos de azúcar
Un puñado de pasas
1 huevo

LOS HACEMOS ASI 

Calentar la leche ligeramente, hasta dejarla tibia.
Desmenuzar la levadura fresca por encima, añadir las hebras de azafrán y mezclar, hasta que empiece a obtener un color amarillo. Dejar reposar 10 minutos.
Mezclar en un recipiente amplio la harina con la sal, el azúcar y un puñado de uvas pasas, y formar un hueco en el centro.
Incorporar la mantequilla a la de leche. Echar la mezclar en el hueco de la harina y mezclar todo bien.
Amasar durante unos 10-15 minutos, hasta conseguir una masa suave, homogénea y elástica. Formar un bola, poner en un cuenco engrasado y tapar con film o un paño húmedo. Dejar levar hasta que doble su tamaño.
Cuando la masa haya crecido bien, deshincharla con suavidad y amasar ligeramente de nuevo.
Dividir en pequeñas porciones del mismo tamaño, unas 10 o 12, y amasar cada una ligeramente. Para conseguir la forma más típica y sencilla de estos bollitos, hay que estirar cada porción en un cilindro fino, y enrollar cada extremo sobre sí mismo en direcciones contrarias, hasta formar una especie de S.
Repartir los panecillos en una o dos bandejas engrasadas. Batir ligeramente el huevo y pintarlos con un pincel. Colocar una pasa en cada extremo, tapar y dejar levar unos 30-60 minutos.
Precalentar el horno mientras tanto a 200ºC. Cuando los bollitos hayan crecido un poco, volver a pintarlos con el huevo batido, con mucha suavidad.
Bajar la temperatura a 180ºC y hornearlos a media altura durante unos 20-25 minutos, hasta que se hayan dorado bien y al golpear la base suene a hueco. Dejar enfriar totalmente sobre una rejilla antes de guardarlos, o servirlos templados.

Eh muchacho, eso
 puede ser peligroso

No hay comentarios:

Publicar un comentario