EL CLIMA


lunes, 1 de mayo de 2017

LA NUEVA CARAVANA



Amado lector, recibamos este nuevo mes, con la alegria que nos caracteriza, seamos capaces de ver en el una senda de prosperidad, y acompañemos nuestro camino con un pensamiento renovado. 

besooos  LC. 

Mayo es el quinto mes del año en el calendario gregoriano y tiene 31 días; pero era el tercer mes en el antiguo calendario romano, donde enero y febrero estaban al final del año.

El origen de su nombre es incierto. Puede derivar de la diosa romana Maia, también conocida como Bona Dea, cuyo festival los romanos celebraban este mes que llamaban Maius. También podría provenir de la ninfa Maya, hija de Atlas y Pleione y madre de Hermes. Una tercera opción de su origen podría ser del temino Maius Juppiter, una reducción de maximus, el más grande.

En la antigua Grecia su equivalente es el mes de Targelión.

Quintilis fue originalmente el nombre del quinto mes (que después fue cambiado de lugar para ocupar el séptimo) en el calendario romano, estaba ubicado después de junio y antes de sextilis.

De acuerdo con una tradición, la piedra de mayo es la esmeralda, y su flor, el lirio.








CHISTORRA ES LONGANIZA 


Para hacer esta receta necesitamos

2 pimientos (del color que prefieras), 1 pechugas de pollo, 100g de chistorra, 1/2 cebolla blanca, 100g de queso mozzarella, 2 cucharadas (soperas) de perejil picado, aceite vegetal y sal.


Y LA HAREMOS ASI 

Vamos a cortar los pimientos en dos y retirarles todas las semillas. Los colocamos en un plato para horno, les vertemos un chorrito de aceite de oliva, sazonamos con sal, pimienta y horneamos, a 180ºC por unos 15 minutos. Ponemos la pechuga de pollo en una olla con agua y sal y la dejamos hervir también por 20 minutos. Cuando esté lista la retiramos del agua, deshebramos y ponemos en un cuenco.

Cortamos la chistorra en trocitos y la freímos rápidamente, a fuego medio, por unos ocho a diez minutos. La retiramos de la lumbre y agregamos al pollo, junto con el perejil picado, la cebolla picada, la mitad del queso picado, sal, pimienta y una cucharada (sopera) de aceite de oliva. Revolvemos bien todo. Sacamos los pimientos del horno y los rellenamos con la preparación anterior. Los recubrimos con un poco de pan molido y la otra mitad del queso. Volvemos a poner en el horno caliente, siempre a 180ºC, por otros 20 minutos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario