EL CLIMA


domingo, 4 de septiembre de 2016

SURTIDO DE DOMINGO


La historia de las medallas propiamente dichas transcurre en varias épocas, que se distinguen por la técnica utilizada y el espíritu de su producción:

la primera comienza con el Imperio romano, ya en época de Augusto, tras el cual desaparece la medalla.
la segunda comprende el siglo XV o renacimiento italiano, cuando se restablece su uso, aunque con técnica y espíritu diferentes a los de los romanos.
la tercera comienza en el siglo XVI y continúa en los siguientes, cundiendo más y más el uso de la medalla obtenida por acuñación como al principio.
puede añadirse una cuarta época, la contemporánea, en que se industrializa su producción y se produce en serie como cualquier objeto de consumo.




La historia de la trigonometría comienza con los babilonios los egipcios. Estos últimos establecieron la medida de los ángulos en grados, minutos y segundos. Sin embargo, en los tiempos de la Grecia clásica, en el siglo II a. C. el astrónomo Hiparco de Nicea construyó una tabla de cuerdas para resolver triángulos. Comenzó con un ángulo de 71° y yendo hasta 180° con incrementos de 71°, la tabla daba la longitud de la cuerda delimitada por los lados del ángulo central dado que corta a una circunferencia de radio r. No se sabe el valor que Hiparco utilizó para r.

Tres siglos después, el astrónomo Claudio Ptolomeo utilizó r = 60, pues los griegos adoptaron el sistema numérico base 60 de los babilonios.

Durante muchos siglos, la trigonometría de Ptolomeo fue la introducción básica para los astrónomos. Su libro de Astronomía, el Almagesto, también tenía una tabla de cuerdas junto con la explicación de su método para compilarla, y a lo largo del libro mostraba ejemplos de cómo utilizar dicha tabla para calcular los elementos desconocidos de un triángulo a partir de los conocidos. El teorema de Menelao utilizado para resolver triángulos esféricos fue autoría de Ptolomeo.


https://es.wikipedia.org

El uso de la vajilla data de tiempos inmemoriales.


La cultura del vaso campaniforme fue una civilización prehistórica de principios de la Edad del Bronce datada entre el 2200 a. C. y el 1900 a. C. que desarrolló unas vasijas o vasos de cerámica con forma acampanada y profusamente decorada que se ha encontrado, generalmente en contextos funerarios, en buena parte de Europa, ya que se extendió por Gran Bretaña, Irlanda, Países Bajos, centro de Europa y del oeste del mar Mediterráneo. La unificación de la cultura de Europa se dio en el tránsito del tercero al segundo milenio se explica en el seno del clima de interacción comercial creado por unas élites ávidas de bienes de prestigio, entre los que se encontraba el vaso campaniforme. Se interpretaría como representativo de una moda, una vajilla de lujo usada por las élites europeas en ceremonias sociales en las que se asocia a la bebida, empleada también en pactos políticos, transmisión de conocimientos o alianzas matrimoniales. El recipiente se sabe que sirvió para beber cerveza o hidromiel, según el análisis de los posos de la pieza escocesa de Ashgrove. Es posible que a través de las reuniones sociales se haya extendido hacia Europa occidental.



https://es.wikipedia.org

La historia de los nudos es más antigua que la de las cuerdas, una simple liana es una especie de cuerda y con ella se han podido formar nudos durante millones de años por el hombre desde etapas anteriores a nuestra especie. Incluso en el reino animal se tienen noticias de la elaboración de nudos. Debido a que un nudo puede ser tan sencillo como un simple lazo en una cuerda o similar se ha dado incluso antes de que el hombre existiese.


Desde que el hombre tuvo la necesidad de utilizar cuerdas también tuvo la necesidad de sujetar objetos y con ello de utilizar nudos.

 EN NAVEGACION 

Antiguamente, un tripulante disponía de una cuerda o línea con nudos a intervalos regulares (generalmente una braza) y una pieza de madera, originalmente un simple tronco, atado a un extremo (tal dispositivo fue la primitiva corredera). Otro tripulante disponía de un reloj de arena de alrededor de medio minuto. El primero arrojaba el tronco al agua por la popa y dejaba correr la línea que, en su primer tramo, no tenía nudos a fin de darle tiempo al tronco a flotar y quedar estacionario en el agua. Cuando llegaba al primer nudo daba la orden al otro tripulante para que diera vuelta el reloj y comenzara a contar el tiempo preestablecido. Cuando caía el último grano de arena, el tripulante a cargo del reloj daba la orden de hacer firme la línea. Habitualmente, el tripulante que sostenía la línea iba contando los nudos de ésta en la medida que iba dejando correr la línea, por lo cual bastaba estimar la fracción de cuerda entre el último nudo y su mano para informar la velocidad.

QUE GRACIOSO



















https://es.wikipedia.org/

El bambú es una planta que ha interpretado un papel importante en el desarrollo de determinadas culturas con las que ha convivido mutuamente. Culturas como la asiática han empleado el bambú en áreas tan diversas como la construcción, la alimentación e incluso en la confección de tela y papel.

Alimentación.
Medicina.
Construcción.
Textil.
Papel.
Instrumentos musicales.
Biomasa.

Debido a la gran diversificación de especies y al amplio espectro de usos que giran en torno al bambú, algunas regiones donde no era común su crecimiento se encuentran introduciendo el cultivo como una alternativa ante la creciente necesidad del uso de fuentes renovables. Otras regiones del planeta tales como Australia y Estados Unidos, se encuentran realizando grandes extensiones de cultivos de bambú.

http://www.ecoportal.net/

La Ciudad Autónoma de Buenos Aires entierra a diario más de 6.000 toneladas de basura en rellenos sanitarios, ubicados en el conurbano bonaerense; de ellas sólo el 30% es tratada correctamente, de manera formal; el resto se distribuye entre uno de los cien basurales clandestinos, a cielo abierto, que se convierten en fuente de contaminación ambiental de aguas y napas, receptores de desechos peligrosos, donde pululan los roedores con el peligro de enfermedades como la peste bubónica. Todo resulta de una falta de  políticas, a veces por desidia o incapacidad. ¿Qué acciones podrían llevarse a cabo?  Usar el residuo del té, mate o café como abono de las plantas en el hogar o los residuos del café para producir hongos comestibles o transformar los cardos, allí donde crecen como maleza, en productos químicos para diferentes usos. 


Las localidades deberían aprovechar los recursos que tienen disponibles para sumarlos y transformarlos en  bienes útiles, sin dañar el ambiente y tal vez como  una salida laboral. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario