EL CLIMA


sábado, 27 de agosto de 2016

LA NUEVA CARAVANA







 Sabemos que hay cosas que nos hacen bien, y hemos aprendido bien que cosas son, y de hecho nos esforzamos por tomarlas, por tener esas cosas, por vivir y desarrollarnos con ellas.
Amado lector, los fines de semana son los dias en los cuales el editor comparte un poco mas en este espacio, y esto es porque naturalmente podria decirse bueno, llego el finde, hacemos relax, y no es que sea un obsesionado pero me gusta dar, entonces hago las cosas al reves de lo que normalmente se cree, los fines de semana aumento la provision, doy mas, y se que estoy haciendo una siembra en buena tierra la cual en el transcurso de la semana, me producira buenos frutos, estoy convencido de esto.
Amado lector, siempre recordamos dar gracias, pensar en la necesidad, organizar y procurar por supuesto que estemos a tiempo siempre para dar que es algo que mucho nos interesa hacer.
Vamos, agosto esta concluyendo, y la verdad que la ultima parte del año, nos empieza a hacer señas despacito, eh, acerquense, asi que hacia alla vamos, incrementando la energia y con paso firme.

besooos LC. 

feliciteca.com

Tener lo mejor no significa nada cuando sabes que no eres feliz en el fondo. Esto no significa que lo material sea algo malo o que el dinero no te vaya a hacer feliz. Pero si lo piensas bien, al final del día, lo único que te importa es hacer lo que amas y estar con quien te importa.

La familia, tus amistades, tu vocación y el placer de ayudar a otros son mucho más satisfactorios que comprarte cosas nuevas o ganar montones de dinero.


PARA HACER ESTA RICA
 COMIDITA NECESITAMOS 

500 gramos de macarroncitos partidos
6 di de salsa bechamel
50 g de mantequilla
100 g de queso rallado
150 g de jamón cocido dividido a tiritas
miga de pan rallada finamente

Y LOS HACEMOS ASI 

Cocer los macarroncitos en abundante agua hirviendo ligeramente salada, escurrirlos "al dente", ponerlos en una fuente grande, añadir 3/4 de la bechamel, el jamón, un par de cucharadas de queso rallado y mezclar bien. Untar una fuente resistente al fuego con unos veinte gramos de mantequilla, poner dentro los macarroncitos, verter encima el resto de la bechamel, cubrirla con la miga de pan rallada mezclada con otro tanto de queso rallado, condimentar con el resto de la mantequilla cortada a pedacitos y poner la cazuela en el horno muy caliente. Servir cuando la superficie se presente bien dorada y pasar aparte el resto del queso rallado

Eh muchacho, ese microfono es caro

No hay comentarios:

Publicar un comentario