EL CLIMA


domingo, 21 de agosto de 2016

LA NUEVA CARAVANA


















Un comienzo de semana, a que decirlo, mejor imposible eh, vamos todavia que estamos en carrera, y no somos de los que miran adelante habiendo ya mirado para atras, por el contrario, queremos agregar, queremos expandir, queremos ser mas, lo que se llama sumar, de manera que como estas son las cosas que queremos, pues a atacar con fuerza sobre lo que podriamos llamar esta ultima semana de agosto, para seguir planeando, para seguir proyectando, para seguir pensando en funcion de continuidad, para desterrar el miedo de aquellos que viven en una baldosa a lo mejor por una mera adhesion a un pensamiento, pero por favor, queremos ser multiplicidad, y para esto, hay que vencer las marcas, entonces si vencemos las marcas, pues que vamos a seguir estableciendo esos records fantasticos, que son los de decir con fuerza decision y conviccion, que somos los ganadores de la vida, que somos, quienes se atrevieron, y pudieron.

besooos LC. 

http://enciclochef.com/

ESTA SOPA ES NUTRITIVA
 NECESITAMOS 

1 kg (2 1/4 lb) de papas
3 zanahorias
2 cebollas
1/2 bulbo de apio
2 ramitas de perejil
2 l (70 fl oz) de caldo de carne
1 ct de mejorana
l ct de tomillo
2 puerros
1 ct de comino
pimienta
1 manojo de perejil
nuez moscada rallada
salchichas al gusto (estilo vienés, de carne...)

Y LA HAREMOS ASI 

Pelar las papas y lavar la verdura, cortar todo en trozos grandes. Ponerlo a cocer con el caldo, la mejorana y el tomillo; tapar y dejar 25 minutos a fuego medio. Mientras tanto, triturar los cominos en el mortero. Lavar y picar el perejil.


Triturar un poco las patatas y las verduras con el pasapurés. Condimentar con comino, pimienta y nuez moscada. Si lo desea, puede cortar las salchichas y calentarlas en la sopa. Espolvorear el perejil antes de servir.



http://psicopedia.org/

https://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/4.0/#


El autoconcepto es básicamente la imagen que tenemos de nosotros mismos. Esta imagen se forma a partir de un buen número de variables, pero es particularmente influenciado por nuestras interacciones con las personas importantes en nuestras vidas.

Incluye la percepción de nuestras capacidades y nuestra propia singularidad, y a medida que envejecemos estas auto-percepciones se vuelven mucho más organizadas, detalladas y específicas.

Componentes del autoconcepto

Al igual que ocurre con otros muchos términos en psicología, diferentes acercamientos teóricos han propuesto diferentes formas de definir y pensar sobre el autoconcepto.

De acuerdo con una teoría conocida como la teoría de la identidad social, el autoconcepto se compone de dos partes fundamentales: la identidad personal y la identidad social.

Nuestra identidad personal incluye cosas tales como los rasgos de personalidad y otras características que hacen a cada persona única. La identidad social incluye los grupos a los que pertenecemos dentro de la comunidad, la religión, la universidad o la propia familia.

Para el Psicólogo humanista Carl Rogers el concepto de sí mismo se compone de tres factores diferenciados:

La imagen de ti mismo, o cómo te ves. Es importante darse cuenta de que la auto-imagen no coincide necesariamente con la realidad. La gente puede tener una auto-imagen inflada y creer que son mejores las cosas de lo que realmente son. Por el contrario, las personas también son propensas a tener auto-imagen negativa y percibir o exagerar los defectos o debilidades.

La autoestima, o cuánto te valoras. Una serie de factores puede afectar a la autoestima, incluso cómo nos comparamos con los demás y cómo responden los demás ante nosotros. Cuando la gente responde positivamente a nuestra conducta, somos más propensos a desarrollar una autoestima positiva.

El Yo ideal, o cómo te gustaría ser. En muchos casos, la forma en que nos vemos y cómo nos gustaría vernos a nosotros mismos no coincide.
Congruencia e Incongruencia

Como se mencionó anteriormente, los auto-conceptos no siempre están perfectamente alineados con la realidad. Según Carl Rogers, el grado en que el autoconcepto de la persona coincide con la realidad determina el grado de congruencia o incongruencia.

Rogers cree que la incongruencia tiene sus primeras raíces en la infancia. Cuando los padres ponen condiciones al afecto que ofrecen a sus hijos (sólo expresan su amor si los niños “lo ganan” a través de ciertos comportamientos, o satisfacen las expectativas de los padres), los niños empiezan a distorsionar los recuerdos de experiencias en los que se han sentido indignos del  amor de sus padres.

Por contra, el amor incondicional, ayuda a fomentar la congruencia. Los niños que experimentan este tipo de amor no sienten ninguna necesidad de falsear continuamente sus recuerdos para creer que otras personas los aceptan como realmente son.

No hay comentarios:

Publicar un comentario