EL CLIMA


sábado, 16 de abril de 2016

LA NUEVA CARAVANA











Amado lector, pasaditos de agua y humedad como estamos en buenos aires, nuestras expectativas seguiran siendo las mejores, porque somos de los que le hemos sonreido al horizonte, y nos animamos, apostamos de esta manera, por una vida siempre mejor y que vaya a mas.
Claro que si, es que no concebimos otra altermativa, otro modelo de vida, otra expresion que no sea sonreir, aunque no lo demostremos en nuestro rostro, pero tenemos un corazon firme, que no se deja anonadar, que batalla, que pulsa y se da cuenta de por donde viene lo mejor, y alli esta, como quien ara campo al sol, pero con esperanza del fruto, asi como vivimos, asi es como ponemos cada dia nuestro sello esperanzado, asi es como abonamos la propia tierra que pisamos, y de esta manera nos produce conveniencia y porque no felicidad.
Amado lector, la risa del corazon es la mejor, porque siendo poseedores de una fe inquebrantable en el mismo, es que nos hemos armado de una cubierta impasable, por la cual no entraran malos comentarios ni profetas del desastre ni nada que se le parezca, sino que tenemos tiempo y energia de sobra para acometer desde alli toda empresa, asi que en marcha entonces que aun cosas que estaban ocultas seran descubiertas, lo que se dijo en secreto se publicara en las terrazas, y la vision transparente no tardara en llegar.

besooos LC.

http://enciclochef.com/

http://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0/

COCINAMOS ÑOQUIS NECESITAMOS 


100 gramos de harina tamizada
200 g de mantequilla
80 g de mantequilla fundida
cinco huevos
1/2 litro de leche
100 g de queso de Parma rallado
30 g de queso de Gruyere

LOS HACEMOS ASI 

Poner en una cazuela 180 g de mantequilla y la leche, hacer arrancar el hervor revolviendo y, a fuego moderado, verter encima la harina en forma de lluvia, trabajándola con la cuchara de madera, y continuar la cocción sin dejar de revolver para evitar que se formen grumos. Apenas la pasta se separe fácilmente de la cazuela, retirarla del fuego y mezclarle el gruyere cortado a lonjitas finísimas y 40 g de queso rallado; incorporarle los huevos, de uno en uno, y condimentar con un poco de sal; volcar la pasta sobre la mesa de mármol y extenderla en una capa uniforme, dejándola enfriar completamente. Luego, dividirla en pequeños ñoquis, alinearlos en una fuente resistente al fuego ligeramente untada con mantequilla, humedecerlos con mantequilla fundida y un poco de queso rallado y dorarlos al horno y servirlos bien calientes, presentando aparte el resto del queso rallado.


feliciteca.com

http://feliciteca.com/propiedad-intelectual/


¿Tienes sospechas de que tu pareja te engaña? ¿Quisieras estar todo el tiempo a su lado para asegurarte de que no haga nada malo? ¿De pronto tienes que espiar su teléfono o sus redes sociales? Estas son señales de que algo va definitivamente mal y lo peor de todo, es que podría ser que sientas todo esto sin razón.

Cuando una persona es insegura, le es fácil encontrar motivos para desconfiar de quien ama hasta por las cosas más insignificantes. Peor aún, desconfiar es el primer paso para mostrar otras actitudes negativas que terminaran convirtiendo tu romance en una pesadilla.

Hay un momento en el que cuando uno de los dos descubre que el otro le ha mentido, nada vuelve a ser igual. Si bien hay muchas parejas que con esfuerzo y amor han logrado superar esta etapa, también es cierto que es muy complicado volver a confiar en el otro si nunca hubo honestidad de por medio.

Tal vez tú mismo hayas “omitido” ciertos detalles o situaciones a tu pareja porque pensaste que no tenían importancia, o porque no querías causar problemas; sin embargo, piensa que cualquier cosa que ocurra siempre va a ser mejor que la escuche de tu boca, antes de enterarse por otros medios o personas. Ser sincero no siempre es sencillo, pero es lo mejor.

BESOS DE MINION

No hay comentarios:

Publicar un comentario