EL CLIMA


sábado, 12 de marzo de 2016

LA NUEVA CARAVANA




















EL EDITOR ESTA EN WATT PAD



Amado lector, los sabados son como dias magicos, porque vemos mucha, pero mucha gente que se mueve en diferentes direcciones, todos ellos coloreados por las mas abundantes ilusiones, y de hecho que deseamos siempre en el corazon, que todos puedan concretar sus sueños, lograr sus objetivos, que puedan alcanzarlos, y que aun muchos de ellos, puedan progresar en esas areas en las que tanto estan buscando hacerlo.

Amado lector, siempre estaremos mirando las cosas, en funcion de progres, nunca nos queremos estancar ni quedarnos con los ojos abiertos sin poder mirar, cada vez que miramos, ampliamos horizonte, y tomamos tierra, y eso es justamente lo que el editor te anima a que hagas, que mires hasta donde sean capaz de mirar tus ojos, porque hasta alli, te extenderas si lo propones.

besooos LC. 


Poner en una ensaladera rabanitos con su cáscara, el blanco de un apio cortado en tiritas finas, aceitunas verdes, dos tomates cortados en rebanadas gruesas, el corazón de dos plantas de lechuga, dos huevos duros corados en cuatro, fondos de alcauciles cocidos. Condimentar con mayonesa líquida y servir.

SON LA LOCURA DEL EDITOR AMADOS POR MI








Compartido por

Jose Manuel Garrido





HABLAMOS SOBRE ESCRITURA TERAPEUTICA 



El objetivo de la escritura terapéutica



La escritura ha sido utilizada como un medio para la expresión emocional a lo largo de los siglos, y para muchas personas parece seguir siendo uno de los medios más eficaces de articular sentimientos no expresados ​​o inexplorados.



No todo el mundo tiene un don natural para a la escritura, por supuesto, de hecho, hay muchas personas para las que la exposición al proceso de escritura puede llegar a ser muy desalentador y hasta angustiante.



Pero el objetivo de la escritura terapéutica no es demostrar las habilidades literarias de un individuo, ni mucho menos. Se trata más bien de expresar de forma silenciosa pero significativa todo aquello que no sabemos o no podemos expresar en voz alta.



El origen de la escritura terapéutica

El concepto de escritura terapéutica formalmente reconocido fue introducido por primera vez por el psicólogo estadounidense Ira Progoff a mediados de los sesenta. Psicoterapeuta practicante, seguidor y discípulo de Carl Jung, Progoff desarrolló lo que llamó el Método del Diario Intensivo, un medio de auto-exploración y expresión personal basado en el mantenimiento regular y metódico de un diario estructurado.

Aunque el método aun sigue utilizándose en su formato original, a lo largo de los años ha pasado a convertirse en una forma popular de escritura terapéutica, con una multitud de publicaciones de autoayuda que abogan por el uso del diario reflexivo como herramienta esencial para el crecimiento y el desarrollo personal.

Otras formas de escritura expresiva también se han vuelto muy ampliamente reconocidas por sus beneficios terapéuticos. En cualquier caso, cualquiera que sea la forma de escritura utilizada, el objetivo no es producir una obra de arte literaria. Mucho más importante que eso es la expresión emocional que subyace, independientemente del estilo de escritura o el contenido.

La escritura en el contexto terapéutico

Además de servir como una herramienta útil para el desarrollo personal y el bienestar emocional, la escritura terapéutica se ha mostrado también eficaz en la recuperación de personas que sufren ciertos problemas de salud mental, como la depresión o el trastorno de estrés postraumático.

Para algunas personas la posibilidad de encontrarse cara a cara con un terapeuta puede ser especialmente angustiante, y es justamente en esos estados de ansiedad o angustia cuando son menos capaces de expresar sus sentimientos verbalmente.

Los grandes avances tecnológicos de los últimos años han dado lugar a una serie de posibilidades con las que los terapeutas hemos podido cambiar la forma de trabajar con los clientes, y el correo electrónico, en particular, ha dado lugar a una nueva oportunidad a la escritura terapéutica para avanzar y desarrollarse.

Actualmente hay un  buen número de profesionales que ofrecen sus servicios en línea, a menudo a través del correo electrónico. Aunque las señales más obvias de la comunicación no verbal se pierden inevitablemente en este estilo de interacción, la profundidad de los sentimientos expresados ​​por el cliente, con frecuencia desde el principio del proceso, llega a ser bastante intenso.

El anonimato proporcionado por una relación en línea de este tipo parece claro que tiene sus ventajas; sin embargo, podría argumentarse que el asesoramiento por correo electrónico puede tener también ciertas desventajas.

Así, mientras que en el cara a cara la relación terapéutica se produce en tiempo real y por tanto en el momento presente, en el caso de los intercambios de correo puede aparecer la tentación de sobre-analizar o auto-censurar ciertos aspectos del material que se comparte, perdiendo así la naturalidad y espontaneidad tan necesarias en el entorno terapéutico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario