EL CLIMA


martes, 23 de febrero de 2016

Estan en casi todas las comidas



http://absfreepic.com/

http://espanol.mercola.com/


Las cebollas contienen numerosos compuestos contra el cáncer, como la quercetina, que ha demostrado disminuir la iniciación del tumor del cáncer, así como inhibir la proliferación de las células de cáncer de ovario, de mama y las de colon.6 Según informa la Asociación Nacional de Cebolla, las cebollas se consideran un anti-cancerígeno alimentario:7

"Los efectos inhibitorios del consumo de la cebolla en el carcinoma humano han sido ampliamente investigados...En una revisión sobre los efectos de la quercetina... las personas en la categoría de consumo más alto en comparación con los más bajos tuvieron un riesgo 50% menor de cáncer de estómago y cáncer en el aparato digestivo y respiratorio.




Los compuestos orgánicos de azufre en las cebollas tales como disulfuro de dialilo (DDS), S-allylcysteine ​​(SAC), y S-metilcisteína (SMC) han demostrado inhibir la carcinogénesis de colon y renal... los mecanismos de protección van desde apoptosis de las células que inducen el cáncer y la inhibición de transcripción de genes hasta la protección contra la inmunosupresión inducida por UV."

No está claro exactamente lo necesario que es para la protección contra el cáncer el consumo de cebolla, pero la investigación muestra beneficios por el consumo moderado. Incluso de una a siete porciones de cebollas a la semana pueden ser protectoras, aunque algunas investigaciones sugieren que una porción diaria de cebolla (media taza) es lo mejor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario