EL CLIMA


domingo, 15 de noviembre de 2015

Relatos biblicos GOLIAT


https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Tycjan_David_i_Goliat.jpg

Goliat, de acuerdo con la narración bíblica, fue un soldado gigante de la ciudad de Gat y paladín del ejército filisteo, que durante cuarenta días asedió a los ejércitos de Israel.
En dicha historia fue derrotado y herido por David con una honda y una piedra (1ª de Samuel 17:4-23; 21:9) y murió decapitado por su propia espada.

Goliat era extraordinariamente alto para la media incluso para los estándares actuales. Los escritos cifran su estatura en seis codos y un palmo (2,9 m). Su cota de malla de cobre pesaba 5.000 siclos (57 kg), y la hoja de hierro de su lanza 600 siclos (6,8 kg) (1ªSamuel 17:4, 5, 7). Era uno de los Refaím, y puede que haya sido un soldado mercenario del ejército filisteo (1Cr 20:5, 8; véase REFAÍM). Es necesario notar que la altura descrita en la Biblia acerca de Goliath es de aproximadamente 2,90 metros; mientras que Robert Wadlow, quien mantiene el récord Guinness del hombre más alto en la historia moderna, medía 2,72 metros a la edad de 22 años.





No mucho tiempo después de que Samuel ungiera a David, y una vez que el espíritu de Dios había dejado al Rey Saúl (1ªSamuel 16:13, 14), los filisteos se reunieron para guerrear contra Israel en Socoh y acamparon en Efes-damim. Cuando las líneas de batalla de los filisteos y el ejército de Saúl se encontraron de frente a cada lado del valle, el gigantesco guerrero Goliat salió del campamento filisteo y en voz alta desafió a Israel para que presentara a un hombre que luchase con él en un combate cuerpo a cuerpo, cuyo resultado determinaría qué ejército llegaría a ser siervo del otro. Durante cuarenta días, Goliat desafió al aterrorizado ejército de Israel cada mañana y cada atardecer. No obstante, ningún soldado israelita tuvo suficiente valor como para aceptar semejante reto (1ªSamuel 17:1-11, 16).

Al desafiar a los ejércitos de Dios, Goliat abre un nuevo capítulo en la historia de Israel. Un pastorcillo llamado David de la tribu de Judá, quien era pródigo en talentos y buen semblante, y sobre quien estaba el espíritu de Dios, hizo frente a su reto.

Goliat, precedido por su escudero, avanzó, invocando por sus dioses el mal contra David. A esto, David respondió: A su vez, David dijo al filisteo: “Tú vienes a mí con una espada y con una lanza y con una jabalina, pero yo voy a ti con el nombre de Yavé de los ejércitos, el Dios de las líneas de batalla de Israel, a quien tú has desafiado con escarnio(1Sam.17:45). Cuando David le lanzó una piedra con su honda, esta se le hundió en la frente y Goliat cayó a tierra.

Acto seguido, David se plantó sobre Goliat y con la espada del gigante le cortó la cabeza. A esto siguió una notable derrota y una gran matanza de filisteos (1ªSamuel 17:26, 41-53).

No hay comentarios:

Publicar un comentario