EL CLIMA


martes, 25 de agosto de 2015

LA NUEVA CARAVANA





Y seguimos haciendo y produciendo y nos damos cuenta de que podemos mas, entonces descubrimos, es como que levantamos esas lonas que es como que nos quieren ocultar lo bueno, lo mas importante que tenemos que lograr, pero vamos por ello, porque tenemos que tomar, tenemos que continuar, y asi como nosotros progresamos y vamos por ello, pues que estaremos movilizando, estaremos promoviendo esta accion positiva de la que hablamos siempre, y habremos salido no solo a ganar, sino a hacer ganar, y que bueno sera ir difundiendo este mensaje por donde nos movamos, y para esto hemos de alzar la voz, y si nos asiste la posibilidad de tomar medios de comunicacion, pues que saturemos el aire con esta predica, y veremos como muchos corazones se empiezan a mover, porque la ley de la semilla es una sola, que cuando se planta, germine.

BESOOOS lc. 


MANOS A LA OBRA 

Para hacer estos canelones
necsitamos 


75 g de pasta de canelones (12 láminas)
200 g de carne de vacuno picada
1 berenjena
1 cebolla
1 zanahoria
100 g de tomate
250 g de salsa bechamel
300 ml de leche
30 g de harina
30 g de mantequilla
10 ml de aceite de oliva
Una pizca de sal
Nuez moscada
50 g de queso rallado tipo emmental
60 ml de aceite de oliva
Una pizca de sal


Y LOS HACEMOS ASI

Cocemos la pasta en una cazuela ancha con agua hirviendo y un puñadito de sal. Una vez cocida, la sumergimos en agua fría para que se enfríe en su totalidad. La escurrimos y la reservamos en una placa untada con un poco de aceite para que no se pegue. 
Para preparar el relleno, cortamos la cebolla, la zanahoria y el ajo en brounoisse (en cuadraditos pequeños), bien con ayuda del cuchillo sobre una tabla de cocina o con un robot de cocina. 
Sofreímos en una cazuela con un poco de aceite de oliva la cebolleta, la zanahoria y los ajos hasta que se queden blanditos. A continuación añadimos la carne de la berenjena y la carne de vacuno picada. Rehogamos durante unos minutos hasta que la carne coja color. 
Cuando la carne está cocinada añadimos la salsa de tomate, el paté. Envolvemos con la cuchara de madera hasta formar una masa con la que rellenaremos los canelones por lo que no podrá quedar muy líquido. Ponemos a punto de sal el relleno. 
Colocamos el relleno en el centro de los canelones y los enrollamos. Pasamos los canelones a una fuente resistente al horno y cubrimos con salsa de tomate y una bechamel espesa.

Ponemos a calentar la leche en un cazo. Por otra parte, deshacemos la mantequilla en una cazuela. Cuando está deshecha añadimos la harina dejando que se fría, pero sin que coja color. 
Una vez formada una masa con la mantequilla y la harina, vertemos poco a poco la leche caliente sin dejar de remover para que no se formen grumos. Ponemos a punto de sal. Espolvoreamos con queso rallado, gratinamos durante 3 minutos o hasta que la parte superior del queso se gratine. 
Servimos caliente.

MIRAME, SOLO MIRAME 

No hay comentarios:

Publicar un comentario