EL CLIMA


jueves, 27 de agosto de 2015

Aprendemos un poco sobre hongos



La melena de león (Hericium erinaceus) es un hongo comestible y medicinal del holártico. Puede ser identificado por su tendencia a crecer como grupos redondeados de barbas de espinas largas, de 1 a 6 cm de longitud, sobrepuestas sobre su tallo de 10 a 25 cm y no en racimos o ramos. Son comunes durante el verano y el otoño en las maderas duras, en especial de la haya americana.




Presenta color blanquecino cuando brote y se hace amarillento con el tiempo y finalmente marrón cuando a mayor edad. Puede confundirse con otras tres especies de Hericium, que también crecen en América del Norte, pero todas ellas son comestibles de consumo popular.

Es un alimento excelente cuando está joven, y la textura de las setas cocinadas es a menudo comparada con los mariscos. Este hongo se cultiva comercialmente sobre troncos o en aserrín esterilizado. Está disponible fresco o seco en las tiendas de comestibles asiáticos.

Ha sido muy utilizado por la medicina tradicional china. Contiene treitol, arabinitol y ácido palmítico que pueden tener efectos antioxidantes que regulan los niveles sanguíneos de lípidos y reducen la glucosa en la sangre. Píldoras medicadas de este hongo se utilizan en tratamientos del cáncer de estómago y de esófago.

La investigaciones sobre su uso contra la demencia han demostrado que:

Estimula las células nerviosas de los animales.
Mejora la capacidad cognitiva.
Estimuló el factor de crecimiento nervioso, en un experimento in vitro con células astrocitoma humanas.
Estimuló la formación de mielina en un experimento in vitro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario