MENSAJE DEL EDITOR


Que quieras tener una buena figura, no esta mal, pero a veces tambien es necesario, que adelgacemos de defectos, de malas actitudes o pensamientos, que engordan y afean nuestra apariencia y nuestro modo de comunicarnos con los demas.

http://www.fotolibre.org/

http://creativecommons.org/licenses/by-sa/2.5/es/

imagenessincopyright.com/

Esta imagen está en dominio público,

por deseo expreso del autor que permite su uso



http://www.fotosdigitalesgratis.com/


http://www.public-domain-photos.com/


sábado, 19 de junio de 2010

LA BOTA DE VINO














LA BOTA DE VINO


La historia de la bota se pierde en los tiempos más remotos. Encontramos testimonios escritos de su existencia ya en la antigua Grecia (Homero en la Odisea cuando su héroe Ulises emborracha al cíclope Polifemo dándole vino en odres), en la Biblia (Noé emborrachado por sus hijos), en el inmortal Quijote de Cervantes (cuando el viejo hidalgo destroza a mandobles y estocadas los pellejos del ventero) y a lo largo de todo el Siglo de Oro de la literatura española las referencias se multiplican.

Ligera, flexible, resistente, respetuosa con el medio ambiente, de fácil trasiego, impermeable, práctica, higiénica, atractiva, de simple pero perfecto diseño, la bota de vino es, a la vez, legado de nuestro pasado y un producto libre de los imperativos de la moda que encandila a quien sabe disfrutar de los placeres básicos de la vida.


Preparación de las materias primas

Las materias primas con las que elaboramos nuestros productos son:

  • La piel
  • Los curtidos
  • Los impermeables (la pez)
  • Los hilos y trenzas
  • Los brocales y boquillas

La piel

Elegir la piel
La piel que más se utiliza para hacer botas de vino es la de cabra. La resistencia de este pellejo es superior a todas las demás. Además aporta una flexibilidad que es indispensable para el uso que se le va a dar, así como para poder realizar las tareas de preparación y confección del artesano.


Extracción de la piel
Extracción Cerrada
Esta técnica se utiliza para la fabricación del odre o pellejo. Esta manera de extraer la piel se inicia con la muerte del animal, que tiene que realizarse de una manera tal que su pellejo quede lo más entero posible, sin cortes de cuchillo.

El desollado de la cabra se debe realizar a mano, sin la ayuda de ninguna herramienta excepto en contadas ocasiones. El animal queda colgado boca abajo de una de sus patas traseras. La piel se va extrayendo desde la pata de la que cuelga hacia la cabeza, dejando la piel que cubre las patas entera, a excepción de la extremidad de la que cuelga.

Extracción Abierta
En esta forma de extracción se abre la piel desde arriba hacia abajo y hacia las patas para que quede el pellejo abierto y estirado. En esta técnica también se realiza el desollado a mano para dañar la piel lo menos posible. Este tipo de extracción es la más utilizada hoy día y se usa para la porterior confección de las botas.

Descarnado y limpieza
La carne y la grasa adheridas a la piel se eliminan raspando con cuchillas y dallas. La manera en que se realiza este raspado varía según la extracción haya sido abierta o cerrada.

Curtidos

El curtido vegetal se extrae de la corteza de los árboles. Ésta se muele hasta obtener un fino polvo. Los árboles más utilizados para esta misión son la encina, el pino o la mimosa. El objetivo principal del curtido es conseguir que la piel tratada no se pudra, a la vez que se le da cuerpo al cuero.

La parte interior de la piel se trata untándola con aceite de oliva para darle la flexibilidad y la protección que necesitará en el momento de confeccionarla y para su uso posterior. El curtido solamente es utilizado para las pieles que van ha ser destinadas a las botas cuyo impermeable interior será la pez.

La pez

Este producto resinoso se extrae principalmente del pino o del enebro. Tratada a altas temperaturas se prepara para convertirse en el impermeabilizante interior de las botas que van a ser destinadas a almacenar vino.

Los hilos y trenzas

En la actualidad los hilos más utilizados son fabricados con lino, así como las trenzas para el cosido son en su mayoría de algodón.

Los brocales y boquillas

Los brocales más utilizados en la bota tradicional están realizados con resina prensada, también llamada baquelita. Se utilizaron de madera de asta de toro y también se hacen de inyección de plástico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada