EL CLIMA


lunes, 24 de julio de 2017

LUNES BIEN INFORMADOS

https://es.wikipedia.org/

El arquitecto y tratadista español Diego de Sagredo publicó en Toledo (1526) su tratado Medidas del Romano que tendrá una influencia notable tanto en la arquitectura española de la época como en la europea a través de diversas traducciones de la obra. En el capítulo De la formación de las columnas llamadas monstruosas, candelabros y balaustres juega con varias combinaciones entre estos elementos arquitectónicos, llegando a trazar el camino a seguir por un estilo «nacional» para arquitectos posteriores.

El balaustre es a menudo un medio para datar mobiliario o elementos arquitectónicos antiguos. Por ejemplo, el diseño torneado de balaustres en los muebles de roble del período de Carlos II de España, es característico de principios del siglo XVII.

El término moderno «forma de balaustre» se aplica a los montantes que dividen una ventana en la arquitectura anglosajona. En el transepto sur de la abadía de San Albán, en Inglaterra, se aprecian algunos de estos montantes, que se supone pueden haber sido tomados de la vieja iglesia sajona. En la arquitectura normanda se agregaron basamentos y capiteles, además de utilizar formas cilíndricas simples para los balaustres, asemejándolos, en consecuencia, a pequeñas columnas.



https://es.wikipedia.org/

Un bisel es un borde que está cortado oblicuamente (al bies), no en ángulo recto.

Por extensión, puede hacer referencia a:

La superficie obtenida mediante la eliminación del borde (generalmente en ángulo recto) de piedra de un muro o de madera de un mobiliario. Esta nivelación del material (por talla al cincel, limado, cepillado, etc.) tiene funciones prácticas (como evitar el rápido deterioro por desgaste en el material) y estéticas.
La cara inclinada del borde de un instrumento afilado.

En algunos instrumentos de viento, al soplar bien mediante una embocadura (flauta de pico), bien soplando directamente (flauta travesera) contra un borde cortado en bisel, o bien en la extremidad de la mayoría de los tubos de órgano

Abraham-Louis Perrelet, (Le Locle, Neuchâtel; 9 de enero de 1729 - ibídem, 1826) fue un horólogo y relojero suizo inventor del reloj automático.

Fue el primero en su localidad que fabricó relojes con escape de cilindro, de "duplex", de calendario y de ecuación. Él mismo diseñaba los «ébauches», y además pulía los acabados, los piñones, las ruedas, los escapes y los mecanismos de remontaje de sus relojes.​

Inventó un reloj que se daba cuerda automáticamente en 1770 para bolsillo. El reloj funcionaba con el mismo principio que un moderno reloj de pulsera y fue diseñado para darse cuerda mientras el propietario caminaba, usando una oscilación de peso dentro del gran reloj que se movía arriba y abajo. La marca Perrelet es creada en 1777.


La Sociedad Genovesa de las Artes anunció en 1777 que 15 minutos andando eran necesarios para dar cuerda al reloj lo suficiente como para ocho días y en 1778 anunció que se estaba vendiendo bien

https://es.wikipedia.org

Mientras que los fabricantes japoneses o algunos fabricantes rusos y chinos que realizan relojes de gamas económicas del mercado suelen ser manufactura, en el caso de los suizos suelen ser firmas del sector de lujo. Las firmas suizas de sectores bajos o medios e incluso algunas del sector lujo del mercado montan movimientos bien de serie, bien modificados (llamados ébauche) de fabricantes externos, principalmente ETA, S.A, perteneciente al grupo Swatch, pero también otros como Sellita o Ronda. Otros relojes no manufactura de fabricación oriental llevan mecanismos de la firmas Miyota, perteneciente a Citizen, o de la china Sea-Gull.

La decisión del grupo Swatch de no servir sus "ébauches" (movimientos no finalizados, modificados y terminados por terceros, usados en relojes no manufactura de lujo) a partir del año 2010 a fabricantes relojeros ajenos a su grupo ha motivado que algunos fabricantes, como Breitling o IWC, lancen o vayan a lanzar sus primeros movimientos de manufactura.


En un principio los pendones eran un símbolo personal, los utilizaban los caballeros en sus lanzas para indicar su presencia, entre los siglos X al XIII. En el Cantar de mío Cid se encuentran referencias como Mío Cid Ruy Díaz por Burgos entróve, van en su compañía sesenta pendones; lo que indicaría que le acompañan 60 caballeros con sus escuderos, ó Trescientas lanzas son, todas llevan pendon. 

En la Edad Media, las banderas tenían sobre todo un uso bélico, identificaban a una unidad militar dentro y fuera del campo de batalla, era la insignia de quien podía levantar hueste: los señores, las ciudades y villas, las órdenes militares, los reyes. El pendón real era el más importante, acompañaba al rey portado por su alférez, y solía reflejar las armas reales, bien en diseño heráldico (ocupando las armas todo el paño) o colocadas en el centro. Inicialmente, el pendón real solo podía ser utilizado por el rey. En la Edad Moderna, mantener tropas se convierte en monopolio de los monarcas absolutos y diversas unidades militares adoptan banderas que también reproducen las armas reales. Por este camino, el diseño de diversas banderas nacionales modernas proviene de antiguos pendones reales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario