EL CLIMA


miércoles, 3 de mayo de 2017

SEGUIMOS DE CARAVANA

La historia del anime, el género de animación de origen japonés, comienza en la segunda década del siglo XX, con una serie de cortometrajes similares a los encontrados en otros países, influenciados por las obras de Disney en gran parte.
Algún tiempo tras la Segunda Guerra Mundial, empezaron a surgir grandes compañías dedicadas tanto a las series televisivas como a los largometrajes, entre las que destaca Toei.
Aunque muchas siguieron en activo en las últimas década del siglo XX, y siguen al principio del siglo XXI, una serie de directores y creadores de historias han alcanzado renombre propio en este género, bien por obras de gran fama, como Katsuhiro Ōtomo con Akira, Akira Toriyama con Dragon Ball, o Masashi Kishimoto con Naruto, como por sus largas y premiadas trayectorias como Hayao Miyazaki con Mi vecino Totoro, o como Rumiko Takahashi con Inuyasha o Ranma 1/2 etc.



La longaniza es un embutido largo originario de España, relleno de carne de cerdo picada. Se fabrica en diversos países, como Argentina, Chile, Colombia, Ecuador, España, Paraguay, Perú y Uruguay, y también en el resto de América desde el sur de Estados Unidos, México, El Caribe y Centroamérica. También se fabrica en Filipinas. Está compuesto por el intestino de cerdo relleno de una mezcla de carne picada condimentada con especias. En muchos lugares, se ha sustituido la tripa (intestino) natural de cerdo, por una envoltura sintética. Se caracteriza por ser un embutido largo y angosto. En algunos lugares de España se le da el nombre de vuelta o choriza (Zamora). El nombre de "vuelta" deriva de la costumbre de doblar la longaniza 180 grados, de tal manera que dé la vuelta y se junten ambos extremos. Puede comerse cruda (una vez que se ha dejado curar, es decir, secar al aire durante varios meses), o bien frita si es fresca (recién hecha)





https://es.wikipedia.org

 El francés Nicolás Appert inventó en 1810 una manera de conservar los alimentos al calentarlos en un tarro de cristal y sellar herméticamente su parte superior con un corcho reforzado con alambre y cera. Peter Durand perfeccionó y desarrolló esta idea y, en 1813, produjo la primera comida enlatada.

El primer abrelatas fue inventado en 1855 y patentado en 18584 por Ezra J. Warner. Se trataba de un utensilio enorme y poco manejable formado por una especie de hoz que debía introducirse a la fuerza en la lata para deslizarla posteriormente.

Etimológicamente, el término arriero proviene de la palabra española arrear, que significa «estimular a las bestias para que echen a andar, para que sigan caminando o para que aviven el paso»; esta palabra, a su vez, proviene del vulgar 'arre', interjección utilizada en muchas regiones para tales fines. Convendría comparar con los verbos "pacer", "pastar", "vigilar", "cuidar" , y los sustantivos "pastor" y "rebaño".
Es popular el refrán "Ni arrieros ni maragatos somos, pero en el Camino nos encontraremos". Los maragatos eran una comunidad étnica que vivía en la zona de Astorga en el camino de Santiago. El refrán viene a decir que aunque parezca improbable se volverán a tener intereses comunes y entonces actuarás en consecuencia a la experiencia actual.


El refrán se ha viciado y acortado y actualmente es más común escuchar "arrieritos somos y en el camino nos encontraremos", dando un significado no tanto de advertencia sino de revancha. No obstante esta forma viciada está vacía significación, ya que en teoría sólo tendría sentido en boca de un arriero y es de común uso.

https://es.wikipedia.org

El principal y más antiguo de los cuatro Vedas es el Rig-veda, una colección de 1028 himnos compuestos (no escritos aún, ya que en la India no se había inventado la escritura) entre el 1500 y el 1000 a. C. con la misión de invitar a los dioses a los sacrificios, especialmente a Indra y a Agní.

En esa época primitiva, Indra era considerado el dios principal. Luego fue identificado con Paryania (dios de la lluvia) y terminó siendo un semidiós secundario, dios de la atmósfera, de las tempestades y los vientos (aunque ya los vientos tenían otro regente: el dios Vaiu).

Agní, dios del fuego (tiene el mismo origen que la palabra latina ignis (‘fuego’) de donde viene el prefijo español igni, como en ígneo o ignífugo).


En realidad el Rig-veda es el único trabajo original, y mucho más antiguo que los otros. El más antiguo de sus himnos podría ser previo al 1500 a. C., cuando los arios apenas se estaban estableciendo en el Panyab (en el actual Pakistán), antes de entrar en el noroeste de la India y finalmente el valle del Ganges.

No hay comentarios:

Publicar un comentario