EL CLIMA


lunes, 29 de mayo de 2017

LUNES DE INFORMACION

https://es.wikipedia.org

La Infamia en la Antigua Roma, es lo que se conceptúa como la "Degradación del honor civil", que consiste en la pérdida de reputación o descrédito en la que caía el ciudadano romano una vez efectuado el Censo por parte del magistrado competente (Censor). De esta forma, era tachado con nota de Infamia.

Parte importante del estatus de un ciudadano romano, era su Existimatio, o timbre de orgullo que ostentaba ante la sociedad; y era esta estima en la que la sociedad romana lo tenía, la que se veía afectada con el hecho de ser tachado de infame. Si bien la infamia no conlleva un impedimento explícito conforme a derecho, en la práctica limita tácitamente al ciudadano en muchos ámbitos de la vida jurídica y social; no pudiendo por ejemplo, votar en los Comicios ni tampoco acceder a los cargos de elección popular; o ejercer tutelas o curatelas.

Se distinguían dos tipos de infamia en el Derecho Romano:

Infamia Iuris: Era aquella que tenía lugar como consecuencia de ser procesado en juicio por haber obrado dolosamente o haber maquinado engaños de manera fraudulenta contra otro.
Infamia Facti: Aquella infamia que se obtiene por el solo hecho de haber realizado un acto contrario a la moral, el orden público y las buenas costumbres, por ejemplo, el caso de la mujer adúltera.




Desde el origen del ser humano, este ha tenido la necesidad de transformar los elementos de la naturaleza para poder aprovecharse de ellos, en sentido estricto ya existía la industria, pero es hacia finales del siglo XVIII, y durante el siglo XIX, cuando el proceso de transformación de los Recursos de la naturaleza sufre un cambio radical, que se conoce como revolución industrial.

Este cambio se basa en la disminución del tiempo de trabajo necesario para transformar un recurso en un producto útil, gracias a la utilización de en modo de producción capitalista, que pretende la consecución de un beneficio aumentando los ingresos y disminuyendo los gastos. Con la revolución industrial el capitalismo adquiere una nueva dimensión, y la transformación de la naturaleza alcanza límites insospechados hasta entonces.


La industria fue el sector motor de la economía desde el siglo XIX y, hasta la Segunda Guerra Mundial, la industria era el sector económico que más aportaba al Producto Interior Bruto (PIB), y el que más mano de obra ocupaba

https://es.wikipedia.org/

Nicholas Culpeper insistió en que el ajenjo era la clave para entender su libro de 1651, The English Physitian. Richard Mabey describe la entrada de Culpeper en esta planta de sabor amargo como "corriente de la conciencia" y "a diferencia de cualquier otra cosa en la hierba" , la lee, "como las divagaciones de un borracho " , y el biógrafo de Culpeper, Benjamin Woolley sugiere la pieza puede ser una alegoría sobre la amargura, como Culpeper había pasado su vida luchando contra el Establishment, y había sido encarcelado y gravemente herido en la batalla como consecuencia de ello.

William Shakespeare menciona el ajenjo en su famosa obra Romeo y Julieta, acto 1, escena 3 , en que la nodriza recuerda: "pues entonces yo había puesto ajenjo en mi teta" para destetar con su sabor amargo a Julieta, que tenía tres años.


Artemisia absinthium se utiliza tradicionalmente medicinalmente en Europa, y se cree que estimula el apetito y aliviar la indigestión

Existen numerosos ejemplos de cameos realizados para el cine y televisión

Muchos directores de cine tienen por costumbre incluir cameos de sí mismos en sus propias películas.

En ocasiones, cuando la película está basada en una obra anterior, cinematográfica o de otro tipo, el cameo da en hacerse con alguna persona asociada a esta obra predecesora. En el caso de la versión cinematográfica de Cementerio de animales, el director permitió que Stephen King, el autor original, interpretase el papel de cura en el entierro de uno de los personajes.

Roman Polanski tuvo una pequeña actuación en Chinatown, película que también dirigió, en la escena donde aparece con un cómplice, arrincona y sujeta contra una cerca al protagonista , que en este caso era Jack Nicholson, metiendo una navaja en una de las fosas de su nariz, jalando la navaja y produciéndole una severa cortada.

Alfred Hitchcock era especialmente conocido por aparecer en sus propias películas. Suele incluirse en algunas ocasiones a un personaje que lleva el nombre de algún famoso relacionado con la cinta, en otras, su misma apariencia.

Stanley Kubrick hizo un cameo en el filme La naranja mecánica leyendo la prensa en una tienda de discos. M. Night Shyamalan hizo un pequeño papel en Señales o Signs, donde él era creador y director.


Vin Diesel realizó una breve aparición interpretando a Dominic Toretto en la película Rápido y Furioso: Reto Tokio, en la escena final cuando quiere competir en una carrera con Sean Boswell.

https://es.wikipedia.org/

La palabra “diésel” (también es apropiada la escritura dísel, tal y como se indica en la última Ortografía académica publicada) se deriva del nombre del inventor alemán Rudolf Diesel que en 1892 inventó el motor diésel. Al principio consideró que el combustible idóneo para su motor era carbón en polvo, pero al intentar inyectarlo en los cilindros causó una explosión que destrozó el prototipo. Después probó con aceites vegetales y tuvo éxito usando aceite de cacahuete. Finalmente Diesel consiguió un producto estable a partir del refinado del petróleo produciendo lo que hoy conocemos como gasóleo.


Por otro lado, las calderas de calefacción empezaron a emplear otro derivado del petróleo llamado fuelóleo (hidrocarburo) de cadena más larga que el gasóleo) que, con el tiempo se demostró era contaminante, por su relativamente alto contenido en azufre, poco a poco, fue prohibiéndose su uso (hasta llegar a su prohibición en muchos países), cambiándolo por el gasóleo. Si en principio era aceptable la palabra diésel para denominar este combustible, su uso para la calefacción, que no tiene nada que ver con el inventor del motor, hace que los nombres más apropiados sean los de gasóleo o gasoil.

1 comentario:

  1. A pesar de lo que repreesenta el Coliseum y de las masacres que se efectuaron allí, a pesar de los siglos pasados y de su decadencia, a pesar de todo ésto, sigue siendo la muestra palpable de la grandeza de Roma en aquella época y puedo asegurarte que una servidora derramó unas lagrimitas cuando se vio allí. ¡Bellísima Roma!
    Besos

    ResponderEliminar