EL CLIMA


jueves, 19 de enero de 2017

DE JUEVES SIEMPRE INFORMACION

https://es.wikipedia.org

El monumento natural Cueva del Milodón es un monumento natural conformado por tres cuevas en la Zona Austral de Chile, donde fueron hallados restos de milodones, mamíferos herbívoros de grandes dimensiones que se extinguieron, probablemente, a fines del Pleistoceno.

El monumento se encuentra a 24 kilómetros al norte de Puerto Natales, en la Provincia de Última Esperanza (Región de Magallanes y de la Antártica Chilena), y a 3 kilómetros de las aguas del fiordo Eberhard. A la entrada del monumento natural se encuentra el conglomerado rocoso del lago Sofía, del cual forma parte la Silla del Diablo.

De las tres cuevas, la mayor y más importante se ubica a 150 msnm y mide 30 m de alto, 80 m de frente y 200 m de profundidad.
La cueva fue descubierta en 1895 por el marino mercante alemán Hermann Eberhard mientras realizaba una exploración de reconocimiento de los terrenos que le habían sido cedidos en concesión con fines de colonizar la Provincia de Última Esperanza. Al interior de la "Gruta Eberhard", como fue llamada en aquel entonces la cueva, encontraron en ella piel, huesos y otros restos de un animal extinto, el milodón (Mylodon darwini), un herbívoro de grandes dimensiones que se extinguió, probablemente, a fines del Pleistoceno. Además encontraron osamentas humanas, pertenecientes a la cultura paleoindia la cual habría habitado la cueva hace 8000 años.


https://es.wikipedia.org


Barbería de monos y gatos es una pintura satírica realizada por un seguidor del pintor flamenco David Teniers el Joven en el siglo XVII. Esta obra es relevante porque utiliza a monos y gatos como alegoría de las relaciones de poder en Flandes durante la época. En la pintura, los monos representan el poderío económico de la región de Flandes sobre los franceses –retratados como gatos, a quienes se les recortan los bigotes para que pierdan el sentido de la orientación.


La barbería fue una de las alegorías preferidas de David Teniers el Joven, junto con la taberna, como se demuestra también en el cuadro Taberna de monos. Barbería de monos y gatos forma parte de la colección del Museo Soumaya de la Ciudad de México.


Los dispositivos que inicialmente midieron el tiempo estaban directamente ligados a la observación de los movimientos regulares de los astros en el cielo; un ejemplo de ello son los relojes solares. La regularidad mostrada por los astros poco a poco se fue simulando con algunos dispositivos básicos de conteo tales como relojes de arena, clepsidras (relojes de agua), relojes de fuego, etc. Algunos de ellos se fundamentaban en la observación de fenómenos regulares en la naturaleza como puede ser el relojes de marea. Estos dispositivos primitivos eran capaces de medir el transcurso del tiempo con muy poca precisión, y en estas primeras etapas puede que no llegaran a medir más allá de un cuarto de hora.


Los primeros relojes solares en occidente fueron construidos gracias a los conocimientos astronómicos de los egipcios que les permitió orientar la pirámide de Keops, c. 2550 a. C., mediante referencias estelares. Mil años después, en la época del faraón Tutmosis III (c. 1500 a. C.), se diseña un instrumento denominado sechat; se trata de un pequeño reloj solar para medir el tiempo mediante la longitud de las sombras que constaba de dos piezas prismáticas, pétreas, de unos tres decímetros de longitud, situadas perpendicularmente, donde una tenía marcadas las horas y otra servía de aguja. Debió ser un instrumento muy popular entre los sacerdotes egipcios pues, por sus dimensiones, permitía que fuese un instrumento portátil. Los primeros relojes solares se construían mediante la proyección de la sombras de un ortostilos sobre una superficie reglada.

El caso de los exploradores de cavernas (inglés: The Case of the Speluncean Explorers) es un famoso caso hipotético escrito en el año 1949 por el estadounidense Lon Fuller para la Harvard Law Review.
En este caso hipotético, un grupo de cinco exploradores quedan atrapados en el interior de una caverna. Estos habían llevado escasas provisiones, y la caverna carecía de sustancia animal o vegetal que les permitiera subsistir. Tras un mes de esfuerzos por parte de las fuerzas de rescate, finalmente se logró remover los escombros que habían sellado el acceso. Una vez que los espeleólogos fueron rescatados, se supo que uno de ellos había sido asesinado y comido por sus compañeros (Whetmore).


El artículo escrito representa el examen que hacen los cinco ministros integrantes de la Suprema Corte al conocer el caso. Lo interesante acuerdan en que cada uno de los ministros personifica a una de las distintas perspectivas acerca de lo que es el derecho, cuestión que repercute en la opinión sobre si los acusados son o no culpables y, en consecuencia, si deben o no ser ejecutados como culpables por el delito de homicidio.


Nafta Súper es una serie de televisión argentina creada por Leonardo Oyola y Nicanor Loreti. La serie es la secuela directa de la película Kryptonita, dirgida por Loreti, la cuál está basada en la novela homónima, escrita por Oyola. Se estrenó el 16 de noviembre de 2016 por Space
Los siete más buscados de La Matanza -la llamada "banda del Nafta Súper"- vuelven a reunirse por primera vez en diez meses porque están bajo ataque: los buscan viejos enemigos (siempre la Policía) y un peligroso traficante que está echando raíces en el barrio y no quiere compartirlo. Un integrante de la Banda es acusado de haber asesinado al líder de la pandilla enemiga y la venganza es una amenaza implacable. Necesitan que vuelva su líder, que vuelva Nafta Súper. Pero hay un problema: desde aquella noche loca en el Hospital Paroissien, nada se sabe de él.

No hay comentarios:

Publicar un comentario