EL CLIMA


viernes, 5 de agosto de 2016

MAS POR SABER EN LA CARAVANA

LEYENDA DEL ZONDA 

Huampi era un joven huarpe fuerte y ágil que jamás erraba un disparo con su arco. Era admirado por su pueblo. Llevado por su vanidad, subía las montañas matando todos los animales a su paso solo por diversión; esto irritaba a Yastay, divinidad protectora de los animales de las montañas, quien apareció ante él y le dijo que la Pachamama no toleraba más sus actos y que si volvía a ellos recibiría un gran castigo.

Al tiempo, Huampi volvió a sus andanzas. Pachamama se le apareció dejando suspendida en el aire una flecha, la cual disparó y lo envolvió en nubarrones de polvo arenoso. Dijo que había sido muy despiadado y cruel y recibiría su castigo. Un gran remolino de viento lo alzó por los aires y un viento caliente comenzó a alejarse del lugar arrastrando todo sobre la tierra. Desde entonces, se dice, sopla el viento zonda cuando alguien desoye a la Pachamama.
La Prehistoria constituye el tiempo nómada por excelencia. Dicho factor permitió que todos los continentes fueran poblados ante el avance gradual del hombre primitivo en búsqueda de nuevos alimentos para su supervivencia o por alteraciones de fenómenos naturales (migración de las especies animales preferidas, extinción de las mismas, cambios geológicos y climáticos). Así, poblaciones de seres humanos se han adaptado a cambios climáticos como una glaciación y a territorios con pocos recursos como el desierto.




https://es.wikipedia.org

La primera autopista del mundo se construyó en Italia, en 1924, entre Milán y Varese. Hoy forma parte de las autopistas A-8 y A-9 italianas. Tenía dos calzadas separadas, pero aún no contaba con cruces a distinto nivel. La primera autopista española, fue la autopista A-3 entre Madrid y Vallecas, seguida por la autopista A-6, que construyó entre 1964 y 1967 (inaugurada en este último), entre los municipios madrileños de Las Rozas de Madrid y Collado Villalba.5 y.6 La primera de peaje se construyó en 1969 y se extendía entre Barcelona y Mataró.7 Le siguieron las autopistas AP-8 (Bilbao - Behovia), la AP-6 (Collado Villalba - Adanero) y la "Y" asturiana A-8 / A-66 (Gijón - Oviedo - Avilés). En 1972 se finalizó la AP-4 Autopista del Sur de Sevilla a Cádiz. Finalmente, los dos accesos principales a las terminales 1, 2 y 3 del Aeropuerto de Madrid-Barajas, se terminaron convirtiendo en autopistas.8 Una de las últimas fue el tramo comprendido entre Benavente y Padornelo (ambos en Zamora) de la A-52 denominada en su totalidad como "Autovía de las Rías Bajas" en Zamora y "...das Rías Baixas" en Ourense y Pontevedra. Las autopistas M-30, M-40 y M-50 en la Comunidad de Madrid. La autopista autonómica M-45, en la misma comunidad. Parcialmente, la Autovía del Cantábrico A-8, se torna físicamente autopista en distintos puntos, caso de por ejemplo la variante de Gijón. El tramo Gijón-Avilés de A-8 entero, junto con el tronco a Oviedo de A-66, construidos a la vez, y conocidos popularmente como "Autopista Y", ya mencionada. Además, el conjunto de los tramos (Oviedo-Mieres), (Mieres-Pola de Lena) y (Pola de Lena-Campomanes) de A-66, que es una autopista.9 La autopista Sevilla-Huelva A-49. La A-22, Variante norte de Zaragoza y así unas cuantas, como la A-52 (Benavente-Padornelo)10 y,11 aunque generalmente, se encuentran cerca de o conectadas a autopistas de peaje, no siendo el caso de esta última, por ejemplo.




https://es.wikipedia.org


La diseminación humana se calcula comenzó hace unos dos millones seiscientos mil años desde África. Hace 1 800 000 años se encontraba en el Medio Oriente. Hace 1 millón de años, se encontraba en Asia y en Europa. Hace 50 000 años, llegó a América y hace unos 40 000 años, a Oceanía. Estos dos últimos continentes son los de más reciente población humana. Por lo tanto, el poblamiento del planeta se dio en un tiempo muy largo y de manera muy lenta. Por ejemplo, para que el ser humano pasara de África al Medio Oriente tardó 8000 años. Las formas de vivir, el desarrollo, la cultura y otros muchos detalles del ser humano prehistórico siguen llenos de misterios y son objeto de permanente estudio. Lo que se sabe de cómo vivió la humanidad prehistórica es en parte gracias a los pocos rastros arqueológicos dejados y a la observación del comportamiento de aquellos pueblos nómadas que han seguido fieles a esta milenaria forma de supervivencia.


ETRUSCOS 

Desde la Toscana se extendieron hacia Umbría y por el sur hacia el Lacio y la parte septentrional de la Campania, donde chocaron con las colonias griegas; hacia el norte de la península itálica ocuparon la zona alrededor del valle del río Po, en las actuales regiones de Emilia-Romaña, Lombardía y la parte sur del Véneto.

Llegaron a ser una gran potencia naval en el Mediterráneo occidental, lo cual les permitió establecer factorías en Cerdeña y Córcega. Sin embargo, hacia el siglo V a. C. comenzó a deteriorarse fuertemente su poderío, en gran medida al tener que afrontar casi al mismo tiempo las invasiones de los celtas y los ataques de griegos y cartagineses. Su derrota definitiva, por los romanos, se vio facilitada por tales enfrentamientos y por el hecho de que los etruscos nunca formaron un estado sólidamente unificado sino una especie de débil confederación de ciudades de mediano tamaño.

En cierto modo predecesora de Roma y heredera del mundo helénico, su cultura (fueron destacadísimos orfebres, así como innovadores constructores navales) y sus técnicas militares superiores hicieron de este pueblo el dueño del norte y centro de la Península Itálica desde el siglo VIII a. C. hasta la llegada de Roma. Hacia el 40 a. C., las diferentes ciudades de Etruria (nombre del país de los etruscos) perdieron su independencia política y se convirtieron en parte del territorio de la Roma republicana (con todo, la presencia etrusca fue siempre destacada, los últimos tres reyes de Roma fueron etruscos).


Los orígenes de los etruscos nunca han estado claros


https://es.wikipedia.org

Para hablar de los orígenes de la medicina, es preciso hacerlo antes de los rastros dejados por la enfermedad en los restos humanos más antiguos conocidos y, en la medida en que eso es posible, de las huellas que la actividad médica haya podido dejar en ellos.

Marc Armand Ruffer (1859-1917), médico y arqueólogo británico, definió la paleopatología como la ciencia de las enfermedades que pueden ser demostradas en restos humanos de gran antigüedad.

Dentro de las patologías diagnosticadas en restos de seres humanos datados en el Neolítico se incluyen anomalías congénitas como la acondroplasia, enfermedades endocrinas (gigantismo, enanismo, acromegalia, gota), enfermedades degenerativas (artritis, espondilosis) e incluso algunos tumores (osteosarcomas), principalmente identificados sobre restos óseos. Entre los vestigios arqueológicos de los primeros Homo sapiens es raro encontrar individuos por encima de los cincuenta años por lo que son escasas las evidencias de enfermedades degenerativas o relacionadas con la edad. Abundan, en cambio, los hallazgos relacionados con enfermedades o procesos traumáticos, fruto de una vida al aire libre y en un entorno poco domesticado.

Una de las hipótesis más aceptadas sobre el surgimiento del Mycobacterium (el germen causante de esta enfermedad) propone que el antepasado común denominado Marchaicum, "bacteria libre", habría dado origen a los modernos Mycobacterium, incluido el M. tuberculosis. La mutación se habría producido durante el Neolítico, en relación con la domesticación de bóvidos salvajes en África. Las primeras evidencias de tuberculosis en humanos se han encontrado en restos óseos del Neolítico, en un cementerio próximo a Heidelberg, supuestamente pertenecientes a un adulto joven, y datados en torno a 5000 años antes de nuestra era. También se han encontrado datos sugestivos de tuberculosis en momias egipcias datadas entre los años 3000 y 2400 a. C.4


En cuanto a los primeros tratamientos médicos de los que se tiene constancia hay que hacer mención a la práctica de la trepanación (perforación de los huesos de la cabeza para acceder al encéfalo)


La calistenia empieza a desarrollarse en Francia en el siglo XVIII. En 1822, Wilson Ovalle Astudillo comienza a difundir tanto en Francia como en Inglaterra la calistenia. Una de sus discípulas, Marian Mason, publicó en 1827 On the utility of exercise; or a few observations on the advantages to be derived from its salutary effects, by means of calisthenic exercises A few observation on callisthenic excercises (En cuanto a la utilidad del ejercicio o un par de observaciones sobre las ventajas que se derivan de los efectos saludables de los ejercicios de calistenia). Clias publicó en París en 1828 Callisthenie ou gymnastique des jeunes filles (Calistenia o gimnasia de las mujeres jóvenes). Un año más tarde, el libro se edita en Berna en alemán.


La popularidad de la calistenia como componente de la educación de mujeres se incrementó con la obra de los alemanes Friedrich Jahn y Adolf Spiess. En los EE.UU. la difusora de la disciplina fue Catharine Beecher, quien publicó en 1857 Physiology and Calisthenics for Schools and Families (Fisiología y calistenia para las escuelas y las familias).

No hay comentarios:

Publicar un comentario