EL CLIMA


miércoles, 6 de julio de 2016

LA NUEVA CARAVANA


 Que lindo es leer la caravana, y que lindo es compartirla, y eso es lo que siempre esperamos que hagas amado lector, para que la buena onda que queremos impartir, se extienda y alcance a muchos

besooos LC. 




GRATINAMOS PAPAS Y QUESO NECESITAMOS




2 patatas medianas, 300 ml de nata de cocina, 1 diente de ajo, 1 ramita de romero, 1 hoja de laurel, 3 granos de pimienta negra, 1/2 cucharadita de pimentón dulce, 1 pizca de pimentón picante, 1 trozo de queso provolone, 1-2 cucharadas de pan rallado, sal, pimienta negra recién molida, aceite de oliva virgen extra.


Cómo hacer gratinado de patatas con provolone al romero y laurel

Precalentar el horno a 220ºC y preparar una fuente redonda de unos 22 cm de diámetro con aceite o mantequilla. Llenar un recipiente con agua limpia muy fría. Lavar bien las patatas, secar y cortar en rodajas bien finas usando una mandolina, o un buen cuchillo afilado y dejar a remojo en el agua.

En una sartén o cazuela, disponer la nata de cocina con el diente de ajo partido por la mitad, el romero y el laurel limpios y los granos de pimienta negra. Calentar, removiendo con suavidad, bajando el fuego cuando llegue a hervir. Dejar infusionar durante unos 10 minutos. Añadir un poco de sal, el pimentón dulce y el picante.

Escurrir bien las patatas, secándolas con un paño limpio, y colocarlas en la fuente alternando capas y dando un toque de sal en cada una de ellas. Cubrir con la salsa de nata colada reservando un poco, con cuidado, y salpimentar ligeramente. Cubrir con papel de aluminio y hornear durante 30-40 minutos. Sacar, retirar el papel y añadir el resto de la nata, cubrir con el queso provolone rallado, un poco de pan rallado y otro toque de pimienta negra. Hornear de nuevo hasta que el queso se haya fundido y dorado.

Bueno, este señor no tuvo mejor idea que tomar a su perro como sirviente

No hay comentarios:

Publicar un comentario