EL CLIMA


jueves, 14 de enero de 2016

¿Sabemos algo sobre adaptogenos?


Los adaptógenos son sustancias naturales que según la Teoría Sistémica se encuentran solamente en unas cuantas plantas y hierbas raras. Las plantas y hierbas proporcionan nutrientes especiales que ayudan al cuerpo a alcanzar un rendimiento óptimo mental, físico y de trabajo.

En los años de 1947 a 1991, durante la época de la llamada “guerra fría”, entre los Estados Unidos y la Unión Soviética existía un ambiente muy hostil y competitivo. Estas dos poderosas naciones del mundo competían en todos los niveles por ganar aliados a sus respectivas ideologías.




En aquella época los rusos trataban de demostrarle al resto del mundo que sus tecnologías, poder militar, capacidades físicas y deportivas eran las mejores. Ambas naciones competían en una carrera de lanzamientos espaciales y tecnología nuclear.

El científico ruso Dr. Nicolai Lazarev, que inventó el nombre "adaptógeno", descubrió los Adaptógenos en 1947.

Un adaptógeno, según la Teoría Sistémica, es cualquier sustancia capaz de incrementar el triángulo de la salud compuesto por la Energía, la Inteligencia Biológica y la Organización (función y estructura) de cualquier sistema biofísico; y en particular el cuerpo humano. Por definición, un adaptógeno no debe causar efectos secundarios, debe tener efecto modulador, no puede causar adicción y debe transferir sus propiedades de supervivencia a quien lo ingiere. De acuerdo a esta definición un adaptógeno comunica entropía negativa al sistema viviente al transferirle información de supervivencia al sistema global. La diferencia entre un adaptógeno y una planta medicinal es que el primero, por definición, no debe causar efectos secundarios. La diferencia con un nutracéutico es que su aporte terapéutico va más allá del aporte de sustratos bioquímicos indispensables para la vida al también aportar información vital de supervivencia humana.

En el ámbito de los deportes y de las competencias internacionales de atletismo los rusos y sus aliados se destacaban como atletas y deportistas. En especial los rusos demostraban tener una gran fuerza y una resistencia física sin igual. En los eventos olímpicos los atletas rusos siempre terminaban entre las primeras posiciones.

Parte de estos méritos atléticos de los rusos se debía al uso de los adaptógenos, los cuales fueron combinados con los inmunoterápicos desarrollados en Cuba por el doctor Raimundo Torres Díaz a finales de los años 70 

No hay comentarios:

Publicar un comentario