EL CLIMA


martes, 3 de noviembre de 2015

Hablemos de megalomania


https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Gautier_-_Salpetriere.JPG


La megalomanía es una condición psicopatológica caracterizada por fantasías delirantes de poder, relevancia, omnipotencia y por una inflada autoestima. Históricamente fue usada como un nombre para un desorden de la personalidad narcisista antes del primer uso de este último por Heinz Kohut en 1968, y es usado hoy como el equivalente no clínico.

No está mencionada en el Manual de Diagnóstico y Estadística de Desórdenes Mentales (DSM, por sus siglas en inglés) ni en la Clasificación Estadística Internacional de Enfermedades (ICD, por sus siglas en inglés).




Sigmund Freud comentó del sentido neurótico adulto de omnipotencia que "esta creencia es un franco reconocimiento de una reliquia de la antigua megalomanía de la infancia". De forma similar él concluyó que "nosotros podemos detectar un elemento de megalomanía en muchas formas de desorden paranoico. Nosotros hemos justificado asumir que esta megalomanía es esencialmente de una naturaleza infantil y que, como parte del proceso de desarrollo, es sacrificada a las consideraciones sociales."

Edmund Bergler también considera la megalomanía normal en la niñez, y para ser activada en la vida más tardía como juego. Otto Fenichel establece que, para aquellos que reaccionan en la vida posterior hacia el daño narcisista con negación, está teniendo lugar una regresión similar a la megalomanía de la niñez.

Debido a que el megalomaníaco tiende a no estar particularmente interesado en examinarse o en cambiarse a sí mismo,14 sesiones de conversación para curarle podrían ser menos efectivas que la medicación en su tratamiento.

La transferencia en una sesión de conversación podría ser también comprometida para el realce del paciente de alguna tendencia megalomaníaca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario