EL CLIMA


miércoles, 28 de octubre de 2015

¿Que es un anacronismo?



Un anacronismo puede ser un artefacto que aparece fuera de lugar en arqueología o geología. Esto a veces es llamado oopart (acrónimo en inglés de out of place artifact: artefacto fuera de lugar). Dichos anacronismos aparecen en forma de objetos más avanzados de lo que cabría esperar para su lugar y periodo.

Sin embargo, estos aparentes anacronismos pueden reflejar nuestra ignorancia más que una genuina anomalía cronológica. La visión popular de la historia muestra una idea del pasado en la cual la humanidad tiene un desarrollo primitivo y progresa hacia el desarrollo de la tecnología. Sin embargo los mencionados objetos anacrónicos parecen contradecir esa idea. Algunos arqueólogos piensan que considerar esos objetos como anacronismos supone subestimar la tecnología y creatividad de la gente de aquella época mientras que otros los consideran evidencias de líneas de tiempo alternativas o heterodoxas en la historia humana.





Si se considera el adelanto tecnológico humano paralelo a la expansión y declive de las civilizaciones humanas —es decir, progresando “tres pasos hacia delante, dos pasos hacia atrás”— entonces encontrar por lo menos algún anacronismo (o quizá muchos) es algo esperable. Un ejemplo de esto sería el hormigón usado en varias culturas antiguas, sólo para ser olvidado y reinventado después por otra cultura, hasta el presente, en el que la tecnología se emplea globalmente.


El anacronismo aparece especialmente en aquellos trabajos de ficción que usan una base histórica. El anacronismo se puede presentar de diversas maneras, por ejemplo no distinguiendo entre los distintos modos de vida que caracterizan a los distintos periodos históricos o por la ignorancia del progreso de las artes y las ciencias y otros hechos de la historia. Pueden variar de incoherencias manifiestas a pequeñas distorsiones. Sólo a partir del siglo XVIII es cuando este tipo de distorsiones han molestado al público en general. Los anacronismos abundan tanto en las obras de Rafael y Shakespeare, así como en varios pintores y dramaturgos de épocas pasadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario